Micromonólogos en la Unidad Penal 37 de Bárker


En el marco de las actividades que lleva adelante el Centro Cultural Itinerante “El Musguito” del Programa Universidad en la Cárcel de la Secretaría de Extensión Rectorado Unicen, días atrás se presentó en la Unidad Penal N° 37 de Bárker “Micromonólogos para armar.18”.

“Micromonólogos…” es una obra individual al tiempo que colectiva. Una obra completa en un micromonólogo de 10 minutos. Cuatro micromonólogos que componen una obra. Diez minutos de vida de un personaje que lo pintan y lo muestran. Una lupa puesta en esa vida nos dirige la mirada a un suceso en particular. Un suceso, algo que contar y que merece ser contado. Una parte que cuenta todo. Una parte de una vida nos cuenta el todo de esa vida. Ver la parte por el todo es parte de la poética del teatro. Nos cuentan una parte e imaginamos el resto.

En un espacio vacío 4 vidas-personajes, que no tienen que ver nada entre ellos, pero que hablan de ese todo por ver. En una condensación máxima vemos 4 momentos y nos imaginamos 4 vidas mínimas. Poderoso el teatro que nos regala todo un resto para imaginar. Armamos el resto; armamos todo lo que imaginamos a partir de esa parte. Poderoso el teatro que nos regala la posibilidad de terminar de armar nosotros mismos el resto de esa vida mostrada en 10 minutos.

La mayoría de los monólogos (un solo actor/actriz en escena, que le habla a alguien, a sí mismo, o al público) que se presentaron en este Micromonólogos para armar. 18 son surgidos de la improvisación de los actores en el marco de la cátedra Práctica Integrada de Teatro I, 3er. año de la carrera de Profesorado en Teatro de la Facultad de Arte de la Unicen.

Dicha materia está a cargo del reconocido dramaturgo Mauricio Kartun junto a un equipo de cátedra que lo acompaña. Cada año se les plantea a los alumnos un tema sobre el cual deberán escribir sus propios textos dramáticos. Luego del ser revisados por la cátedra se ponen en escena en una muestra a público.

En este caso, acompañados por el Secretario de Extensión de la Facultad de Arte, Prof. Rubén Maidana y el docente de esa Unidad Académica, Pepo Sanzano, los micromonólogos fueron actuados por sus propios autores. ¿Cuál es el tema común de estos trabajos? La disconformidad con el orden establecido, con las normas sociales, con lo que debe ser, generando en cada personaje un estado emotivo cercano a la ira. O a cómo controlarla, o a cómo desembocar en una cuestión medio parecida a la esperanza. Para zafar del destino.

Los 4 que se presentaron:

“Eduardito”, escrito e interpretado por Joaquín Borches, un chico grande con la camiseta de River estirada, se gana la vida en los semáforos de una ciudad balnearia haciendo jueguitos con la pelota. Sueña con juntar la plata para viajar a conocer a su viejo y que le firme la camiseta. Y para que se haga cargo de lo que hizo.

“Código convivencial”, escrito e interpretado por Giovana Latella. Dos hermanas siempre van a pelear, si comparten pieza… más. Es hora de terminar con semejante salvajismo. Para eso, la mayor establece, una ley de convivencia… indiscutible, que para eso es la mayor. Con ley no hay violencia. Aunque la ley venga de un solo lado.

Marina Binando escribió e interpreta “Novia del viento”. Esperando en la sacristía, a punto de casarse, en “la gatera” como gato enjaulado, se rebela y nos revela que se casa para demostrar que no hace caso a ningún mandato familiar y que si ella quiere atarse a un boludo, lo hace para desafiar a la madre y a la abuela que la parieron. Brava la novia, como debe ser.

Dino Agustín Fernández presenta “Malambo truquero”. En un bar de Las Flores, campeonato de truco, un problema de polleras y venganza con el forastero. El número puesto va de perdedor, la hinchada alienta al de afuera. La competencia se pone muy caliente, se va de las manos y hay un hecho de sangre. No se ha vuelto ha jugar al truco en ese bar.

Cuatro monólogos que fueron presentados ante un numeroso público de las escuelas primaria y secundaria que funcionan en la Unidad carcelaria, quienes tras las risas y los aplausos, iniciaron un diálogo con les artistas enfatizando la importancia que cobra la presencia de la Universidad en un contexto como el carcelario.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dejanos tu comentario

Accesibilidad