La producción de lácteos y su impacto en el ambiente


En el marco de los proyectos de extensión que desarrolla la UNICEN en sus territorios, el proyecto denominado “El  agua escondida en la leche y el queso”, trabajó articuladamente con distintas empresas lácteas, para indagar la problemática ambiental del agua utilizada en la producción.

Este trabajo dirigido por la docente de la Facultad de Cs. Humanas Corina Iris Rodríguez y el Lic. Nicolás Cisneros Basualdo, posibilitó que empresas lácteas de la ciudad de Tandil y estudiantes de la carrera de Licenciatura en Diagnóstico y Gestión Ambiental, identificaran y caracterizaran aspectos críticos ambientales en el proceso de ordeñe y posterior fábrica de derivados lácteos, tales como volumen de agua utilizado para enfriamiento y pasteurización de la leche, generación y tratamiento de efluentes en tambo y fábrica, desfasaje con aspecto legales de la normativa vigente, entre otros.

Asimismo se lograron estimaciones de la huella hídrica de la leche y el queso producido localmente que, si bien se requiere continuidad y profundización del trabajo para lograr detalles más específicos, se estima que para producir 1 litro de leche se requieren aproximadamente 1.500 litros de agua y entre 13.000 a 17.000 litros de agua por kilo de queso, dependiendo del tipo de queso que se trate. Estos resultados incluyen todos los usos del agua durante la producción, incluyendo la alimentación animal, el agua de bebida y el uso en limpieza, pasteurización y enfriamiento.

Gracias a este trabajo de extensión, los productores  locales cuentan con mayor información para la toma de decisiones ante alternativas tecnológicas más eficientes en cuanto consumo de agua y tratamiento de efluentes, entendiendo los beneficios que la protección ambiental traerá a la calidad de sus productos.

Compartimos algunas imágenes del trabajo desarrollado:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dejanos tu comentario

Accesibilidad