La funcionalidad de los drones y vehículos aéreos en la sociedad


dron

Con el correr de los años, el mercado mundial de estos artefactos se expande con fines científicos, militares y comerciales. En diversas ciudades de nuestro país, se pone en práctica su uso con el objetivo de brindar seguridad a los ciudadanos.

Con el avance de la globalización, los artefactos tecnológicos se masifican y mejoran con la premisa de beneficiar a las sociedades. En la actualidad, debido a que los precios de fabricación descendieron y tienen la capacidad de desarrollar múltiples tareas, los vehículos aéreos, vehículos aéreos no tripulados (VANT) y drones; han tenido un enorme crecimiento industrial y de consumo no solo a nivel mundial, sino que en nuestro país estos aparatos se encuentran a la vanguardia en la producción y comercio.

Existe una gran variedad de tamaños, formas, características y configuraciones en el diseño y autonomía de los vehículos. Es por ello, que se pueden distinguir en dos tipos de variantes: por un lado, aquellos que son controlados desde una ubicación puntual a través de uso de mandos similares a los joysticks o aplicaciones para smartphones y tablets; y otros pre-programados a través de sistemas de automatización que no dependen de la intervención humana, y que pueden ser aéreos o terrestres. Los VANT tienen su principal mercado en el área militar, donde los objetivos que se persiguen radican en realizar misiones para futuros ataques o reconocimiento de áreas peligrosas para los soldados. Además, estos vehículos tienen una gran injerencia en los espacios civiles como por ejemplo, la lucha contra incendios, búsqueda de personas, estudios científicos, vigilancia, etc. En este último ejemplo las ciudades de Tigre y Buenos Aires, y particularmente las instituciones policiales de dichos lugares, utilizan estos artefactos no solo para proveer una mayor seguridad, sino que también se utilizan en casos de emergencia civil.

drones1

En Argentina, la empresa INVAP, ubicada en la Provincia de Río Negro, produce y desarrolla diversos tipos de vehículos que son clasificados dependiendo el peso y tamaño. Esta empresa, fabrica drones para fines militares. Son clasificados secretos, portadores de armas y vehículos muy grandes. La firma I+D+T (Innovación, Desarrollo y Tecnología), de la ciudad de Córdoba, se dedica a la fabricación de drones que están direccionados al uso civil y que han evolucionado tanto en los aviones, como los multicópteros. Además, ya no necesitan de un comando para poder volar, sino que pueden ser programados a través de una computadora. No todos los usos de los que se le pueden dar a un drone inducen a situaciones de riesgo o industriales, sino que diversas empresas que se dedican a la producción de los mismos han realizado en estos últimos años modelos que apuntan a un fin recreativo. Tal es el caso, que estos vehículos tienen la capacidad de tomar fotografías, filmar, o incluso ser utilizados en juegos de realidad aumentada.

Seguridad vs. Privacidad

Si bien uno de los múltiples objetivos que plantean estos artefactos es el brindar seguridad terrestre y aérea, la privacidad al interior de la sociedad puede verse vulnerada. Es ante ello, que los Estados asumen la responsabilidad de controlar y regular su uso. Desde 2015 en Argentina rige una normativa impulsada por Dirección Nacional de Protección de Datos Personales, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, en conjunto con la Administración Nacional de Aeronáutica Civil, dependiente del Ministerio de Trasporte de la Nación; presentó una normativa en la que se establecen condiciones sobre la recolección de datos y uso de los artefactos. La misma estipula que “…se consideran datos sensibles aquellos que revelan origen racial y étnico, opiniones políticas, convicciones religiosas, filosóficas o morales, afiliación sindical e información referente a la salud o a la vida sexual. Por esta razón, deberá evitarse la captura de información personal mediante el VANT o dron en establecimientos de la salud, lugares de culto, manifestaciones políticas o sindicales, y en aquellos lugares donde se pueda presumir la preferencia sexual de las personas, entre otros.” De esta manera, los sonidos e imágenes que incluyan datos personales tendrán que contar con el consentimiento previo de las personas involucradas. Asimismo, quedan exceptuados de estas regulaciones los registros de actos públicos, eventos privados y cuando se utilice dentro de una propiedad, siempre que no se perjudique a terceros.

Desde la línea de investigación de Mediaciones Tecnologías y Comunicación Digital (MT&CD), se plantea el uso responsable de este tipo (y todo tipo) de tecnologías. Ante ello, es necesario informar y concientizar sobre los protocolos de acción ante el quebrantamiento de algún derecho personal o colectivo, promoviendo como pilar fundamental utilizar estos artefactos dentro del marco de la ley.

Autor: Joaquín Méndez, Estudiante/investigador de la Facultad de Ciencias Sociales – UNICEN

Nota extraída del suplemento Rumbos, del Multimedios El Eco.

Link: http://rumbos.eleco.com.ar/la-funcionalidad-de-los-drones-y-vehiculos-aereos-en-la-sociedad/

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

Dejanos tu comentario