Compartir historias desde el teatro en miniatura

En el taller de Lambe Lambe, los participantes de la Unidad Penal 7 de Azul crean sus cajas y desarrollan sus historias.

El teatro de animación llamado Lambe Lambe se caracteriza por ser de pequeños muñecos y objetos que están acompañados por un relato o música en audio dentro de una caja escénica.

En la Unidad 7, a lo largo de los encuentros, Matias Madrid acompaña a los estudiantes en la elaboración de personajes, escenografías y relatos que son integrados en las cajas. En cada clase, la manipulación y creación de lo pequeño, se vinculan como piezas de un relato que se construye en un largo proceso de meses.

El taller comenzó compartiendo las creaciones hechas por sus compañeros el año pasado. Luego, debatieron las ideas para sus creaciones y actualmente están trabajando en el armado de cinco lambe lambe. Allí ponen en juego la puesta en escena de las cajas: armado de escenografía, pintura, vestuarios, títeres. Luego, comenzarán la etapa de la manipulación de la caja, se sumarán luces, música, voces.

Cada producción de teatro en miniatura, es un relato a compartir: “Hay una caja que habla de Malvinas; una sobre una canción de Larralde; otra sobre la libertad estando adentro y estando afuera; otra en la que se recrea un camión en la ruta, sobre el sentirse libre; y la última sobre una canción de Bob Marley”, cuenta Madrid.

Bajo el nombre “Una mano lava a la otra, y las dos la cara”, el taller se desarrolla en el marco del Programa  Universidad  en la Cárcel de la Secretaría de Extensión.

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail
Accesibilidad