Presentación del libro «Barrotes de cielo», de Matías Madrid


En el teatro Bajosuelo se presentó el libro «Barrotes de cielo», escrito por Matías Madrid, que se inspira en las emociones y vivencias de su autor durante los encuentros del taller de cine y teatro que dicta en la Unidad Penal N° 7 de Azul, como parte de las actividades del Programa Universidad en la Cárcel de la Secretaría de Extensión UNICEN.

La presentación, en un clima de emoción, estuvo acompañada por numerosos artistas. Sobre lo sucedido, compartimos el testimonio en primera persona su autor, Matías Madrid.

«La mañana del 14 de junio no me la olvido nunca mas! Me quedó en la piel como un tatuaje. Como un olor…
Dormí tranquilo. Como pocas veces. Entre el crujir de la leña seca y el calor seco de la salamandra. Perro tranquilo se despereza, me mira, vuelve al sillón piolón y manso.
Calor a hogar. Verduras. Música. Ventana. Monte. Las manos llenas de harina. Como las de mi madre. Como las de mi abuela. Como las mías. Levadura. Azúcar. Sal y agua a temperatura corporal. Y el amor…
Era el día. Un regalo del cielo.
Amontoné las pizzetas, como quien ordena una biblioteca. Manoteé la camisa de mi abuelo Ruso. Las dos fotos. Elegí algunas piedras. El cactus. Romero. Eucalipto. El Chango que es mi perro.
En el asiento de atrás de un remis azul como el mar zarpamos!!
Llegamos al teatro. La familia. El Flaco y la Laly. July y Luca. Lo más de lo más!
Mi Padre me regaló una caja de vinos. Y un te quiero al oído. Como quien cuenta un secreto. El Cebolla pegadito al lado mío, como si viajáramos en el remis. El Nico Mazza regalando risas y su gran corazón. El Enano Baldovino tan grande como un puente Inca. El Pela y el Seba la Pampa hecha canción. Humo, fuego y amigos. El arroyo. El Tincho Canales y el Loco Latorre nos regalaron la simpleza.
Así sería el titular
<Entre risas, lágrimas, abrazos, miradas, sonrisas, silencios, comidas, bebidas, canciones, teatro, tela y libro. Olor a pueblo. Caminantes de las calles de tierra. De la vía. El tuco de la abuela. Risas de amigos. Acariciar el mismo perro. Abrazar la hermandad en Bajosuelo. Alguien presentó un pequeño libro>»

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dejanos tu comentario

Accesibilidad