El cantar nos une, nos amalgama y nos eleva. Federico Neymark

Federico Neymark, director del coro más grande del mundo. (Miembro de la Asociación de Directores de Coros de la República Argentina)
Federico Neymark, director del coro más grande del mundo. (Miembro de la Asociación de Directores de Coros de la República Argentina)

Sentires de Federico Neymark. Director del “coro más grande del mundo”.

“¡Qué alegría! ¡Todo ha sido un éxito rotundo! ¡Total y absoluto!!


Ante todo debo manifestar mi asombro. Aún sigo pensando en el lindo momento que me hicieron vivir. No sólo fue algo emocionante, sino también movilizante y básicamente una experiencia única. Una experiencia llena de momentos compartidos y sentimientos puestos al servicio de un proyecto único.

Luis Alberto estuvo ahí, ¿alguien lo duda?…El coro más grande del mundo lo hizo vivir. En dos turnos y por escasas horas, pero con una fuerza que pone la piel de pollo.

Llegué cansado, pero inmensamente FELIZ!! Y eso compensa cualquier cosa, incluso haber viajado tanto y tantas veces durante dos semanas.

Me emociona pensar que la lluvia no fue un obstáculo para nadie, me emociona pensar en la energía que corría por esas escuelas que visité, me emociona recordar las caras de los pibes llegando bajo la lluvia, llenando el gimnasio con sus banderas, pecheras, estandartes, y brindándo tanto corazón. Acá es donde me reafirmo en mi convicción como docente y como músico. Acá es donde me siento cómodo, con este maravilloso trabajo al lado de los pibes y pibas de nuestro País. ¡Qué honor ser parte de este equipo! ¡!ué lujo conocer esa cara hermosa de Tandil!

Escuchando a los chicos, viéndolos aprender y disfrutar, siento que uno no puede más que seguir adelante. Porque los chicos lo piden, lo quieren…. porque lo necesitan. Podemos divagar acerca de por qué lo necesitan, pero prefiero simplificarlo brutalmente: porque son felices. Cuando pasa lo que todos sentimos en ese evento, ocurre algo inexplicable en palabras. Ocurre quizás lo que nunca sentirá el que jamás haya tenido el privilegio de cantar las melodías y las letras del flaco Spinetta. Y mucho menos junto a 2500 corazones.

Digo: realmente ocurre algo, porque sucede una conexión inexplicable entre gente que inclusive uno no conoce, pero el cantar nos une, nos amalgama y nos eleva a un estado muy particular en el que nuestro cuerpo genera un “no se qué” maravilloso y nuestra mente se deleita. ¿Con qué?,dirán ustedes, pues “no se qué” decirles,  creo que todos los que aquí me leen me entienden sin que mucho más deba explicar.

Quiero también confesarles que yo soy, fui y seré uno de esos niños que la semana pasada estuvieron cantando la música del flaco. Yo nunca dejé de ser uno de esos chicos que el miércoles hicieron estallar Tandil. Conozco lo que se siente; los nervios, la ansiedad, la alegría, la emoción, la adrenalina….y a esta altura de mi vida no puedo más que querer compartirlo con toda persona o personita que quiera vivir lo mismo que yo disfruto siempre y cada vez más desde hace tantos años.

Apostemos al canto colectivo, apostemos al canto coral en Tandil y a que todos los chicos tengan la chance de ser felices cantando junto a otros.

Además de agradecerle a todos los chicos, quiero hacer un especial agradecimiento a mis compañeros. ¡¡¡¡¡¡¡Loco que equipazo!!!! QUÉ ZARPADO EQUIPO!! Desde Producción, Banda, Universidad, Conservatorio, Municipio, escuela de música, familias y maestas y maestros….todos!! Sentí que fuimos un grupo sólido, muy comunicado, muy presente, muy atento, muy profesional!! A todo ese equipo se debe el éxito del encuentro que tuvimos. Mis enormes felicitaciones y una vez más gracias por hacerme parte!

Abrazos a todos.

                                                                                                                                                                                                    Fede”

Dejanos tu comentario