La creación como encuentro colectivo. Espacio de reflexión junto a docentes

22228122_1853741927989152_6707647651838010206_nEn el marco de Universo Spinetta, iniciativa impulsada desde la Secretaría de Extensión de la UNICEN, se desarrolló días pasados un espacio destinado a docentes de escuelas secundarias, específicamente a aquellos que participaron en la convocatoria a proyectos socio culturales que dicho programa lleva a delante denominada Creativos al ataque.

Con la presencia de más de una veintena de profesores, el equipo de Universo compartió algunas observaciones generales a todos los proyectos que los mismos coordinan, y otras más particulares a cada uno, junto con sugerencias y recomendaciones. La nota distintiva estuvo en el momento que estuvo a cargo de la docente e investigadora de la Facultad de Arte de la UNICEN, Mag. Gabriela Perez Cubas, que coordinó una reflexión bien interesante en torno a dos disparadores, por un lado, qué nos pasa como docentes en torno a la figura abordada éste año en Universo –Luis Alberto Spinetta-, qué opinión tenemos, qué nos despierta, qué nos mueve. Y por otro lado, sobre los procesos creativos en sí, qué nos parece que son, de qué hablamos cuando decimos procesos creativos, qué implica ‘ser creativo’. En palabras de Gabriela “el primero porque atañe directamente al presente de ellas, mujeres antes que docentes y el segundo porque pretende despejar los fantasmas que hacen pensar que un proceso creativo tiene que ser exitoso”.

Se trató de un espacio muy potente, en términos de despertar inquietudes, y reflexiones. Surgieron muchas puntas interesantes para profundizar, y de hecho se conversó y se está pensando la posibilidad de continuar con éstos encuentros.

La pretensión del programa, a través de éste tipo de espacios, es como plantea Gabriela “reforzar la idea de creación como encuentro colectivo que permita sobresalir las subjetividades y entrelazarlas en un objetivo común. Desde este punto de vista puede ser muy frustrante si quien coordina no permanece permeable a aceptar las divergencias y se anima a enlazarlas en función del trabajo colectivo. Desde esa lógica es que digo que no necesariamente debe ser un éxito para los demás y sí un aprendizaje para el grupo de trabajo. Puede ser frustrante, si lo que se pretende es brillar,  pero siempre es edificante si se sabe estimular el deseo de expresarse del grupo como conjunto y de los sujetos que lo componen”.

Desde el equipo del Programa Universo agradecemos a Gabriela Perez Cubas la predisposición a llevar a delante éste tipo de iniciativas, y el compromiso y la seriedad con que se abordan.

 

Dejanos tu comentario