Mateo por la región…


La Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires puso en escena a través de su Proyecto “Universo en las artes y las letras”,  este año dedicado a los hermanos Armando y Enrique Santos Discépolo, la obra “Mateo”.  La misma ya fue vista por alrededor de 3000 personas, entre estudiantes y público en general, en las numerosas funciones gratuitas que se han ofrecido.

Creemos oportuno que, dado el éxito de esta puesta en escena, Mateo pueda ser vista en distintos puntos de la región, por lo cual ofrecemos su presentación.

Consideraciones sobre la obra

Mateo  es un grotesco criollo, auténtica expresión del teatro nacional, escrito por Armando en los años 20, donde la atmósfera depresiva y la exaltación de las contradicciones de sus protagonistas que, – tras una máscara de absoluta comicidad – sobrellevan un profundo dolor y viven  aferrados a un tiempo avasallado por el “progreso” que los asfixia.  Así, el elenco liderado por el Director Carlos Catalano ha realizado una puesta en escena absolutamente valorable.

El elenco está conformado por actores locales de vasta trayectoria siendo los protagonistas de la historia Julio Lester y Gladys Carnevale.  La situación ha sido narrada por una impecable actuación de Julio Lester como Miquele, el padre de familia abrumado por su economía y su imposiblidad de seguir manteniendo a los suyos, quien maneja lo dramático y lo cómico dando respiro al público para no caer en la desolación total.

Por su parte Gladys Carnevale propone una mujer muy lúcida con una presencia importante en la familia siendo la mirada benévola por momentos e imponiéndose ante su marido en otros, plantea una mujer que ama, que espera y que defiende a los suyos.

Rubén Maidana asumió el rol del hijo mayor destacando que este es un “chanta” que vive de su padre y no asume responsabilidades. Cristian Majolo hace del hijo menor aspirante a boxeador y con algunos rasgos obsesivos como lo es la gran preocupación por su hermana o la necesidad constante y sonante de entrenar absolutamente todo el tiempo; en este sentido Majolo logra generar momentos de mucha diversión y distender la situación compleja en la que se encuentra la familia.

Gisella Barrionuevo propone una mujercita con aires de superación y reniega, al igual que todos, de la vida de extrema pobreza en la que se encuentran. Severino, de la mano de Horacio Rimoldi es el prestamista de Miquele que lleva una vida maliciosa y es la tentación del delito como la salvación posible a esta situación.

 

Eduardo Rodríguez del Pino,  bajo instrucciones precisas del Director Carlos Catalano,  ha resuelto la escenografía con tres telones dentro de una estética expresionista. Al respecto  comenta:   .

En el afiche, la ilustración realizada por Rodríguez del Pino,  el caballo plantea la decadencia y la realidad en confrontación con el progreso.

 

Esta obra tiene la posibilidad de transitar por teatros realizando funciones gratuitas durante el 2011 para estudiantes de nivel medio de la educación formal. Las mismas deben ser acordadas con la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional del Centro – Proyecto Universo en las artes y las letras – universo@rec.unicen.edu.ar – Tel (02293) 444555 int 219

Dejanos tu comentario