Deslumbramiento, de Julio Villaverde

  Deslumbramiento, de Julio Villaverde

2do. Premio POESÍA – Universo Soriano

(I)

No era la sierra solamente, el lago

era sangre de cielo que navega,

y empurpurándose en carmín se anega

con decadencias de paisaje vago.

 

El mismo bosque umbrío en quieta entrega,

atalayando el lugareño pago,

en verde oscuro -idílico divago-

mulle la sombra que despacio llega.

 

Ultimo trino de calandria insiste

en poner de cristal el hondo instante,

inmensidad violácea casi triste.

 

Y el ámbito que tengo por delante

con vespertina exaltación persiste

en deslumbrar al poeta caminante.-

(II)

 

Esta es noche de extraña paradoja.

Transito la explanada sin apuro,

y el lago es como un ojo de bromuro

donde un pesar sin alma en él se aloja.

 

Un rocío polar el campo moja

y lo azucara de mortal conjuro,

mientras los focos desde el largo muro

zigzaguean su luz que no se moja.

 

Yo miro refugiado ya en mi coche,

porque la sombra borra los caminos

desplegando su capa de fantoche.

 

Y en un silencio de dormidos trinos

la luna, como un ave de la noche,

voló rumbo al azul desde los pinos.-

 

                                           Julio Villaverde, Tandil – 2007

Dejanos tu comentario