“Por aquella boca”, Beatriz B. Mancussi

 “Por aquella boca”, Beatriz B. Mancussi


2do. Poesía – Concurso Nacional – 2011

 

 

 

Y acaso mi nostalgia de hoy, tan sólo sea el resabio de un vinacho oscuro

que campaneó una pena rodando desde lejos.

Rebanadas de humo flotan en el aire, se mecen,

Y mueren lentamente mientras van cayendo…

De pronto, el compás de un tango me golpea el pecho,

empujándome a un pasado que yo creía lejos.

El comedor de una casa… cualquiera… como tantas…

Alrededor de la mesa algunas sillas en actitud de espera.

Sobre el aparador, la radio capillita, oráculo parlante-los nombra,

y en una comparsa, de pronto llegan algunos de ellos.

Magaldi, Gardel, Héctor Gagliardi, Cadícamo con Los Mareados.

…   Los Discépolo: Armando con su teatro de dolidos inmigrantes,

solo angelado por Mateo

Y Enrique, que mira el mundo colgado de una lágrima,

que no conoce de antifaces para esconder su desconsuelo.

Buenos Aires se derrama en el éter; ese embudo desconocido e incierto

que habla y habla y aún sigue abierto.

Percantas, bulines, papusas… extrañas palabras, brebaje sonoro…

picante en los labios me van sorbiendo el seso.

Con las orquestas que nos endulzaban los oídos

                                                                              hasta nos hicimos cancionistas…

“Cuando la suerte que es grela”… “Verás que todo es mentira”…

                “Sabe que la lucha es cruel y es mucha,

pero lucha y se desangra por la fe que lo empecina”…

“Uno busca lleno de esperanzas”…

 

El silencio se desgrana en migajas sobre el cuartito azul de la infancia,

“El alma que canta” hace silencio en algún rincón,

Hay suspiros con cadencia:

Somos los sobrevivientes de una generación.

 

 

 

Beatriz B. Mancussi – Tandil – 2011

Dejanos tu comentario