Tommasino: “la Universidad no debe ser sólo una fábrica de profesionales”


20170704_110201“Debemos abandonar este modelo de educación bancaria que lleva a las universidades a ser sólo una fábrica de profesionales”, expresó Humberto Tomassino en el comienzo del  taller “Investigación acción. Abordajes creativos para repensar espacios colectivos”, en el Centro Cultural Universitario, con nutrida presencia de docentes, estudiantes, tesistas y  nodocentes de las distintas sedes de la UNICEN.

Tommasino, ex ProRector de la Universidad de la República (Uruguay), doctor en Medicina y Tecnología Veterinaria, es un especialista en el abordaje de la extensión universitaria y fue convocado por el CREXU (Centro Regional de Extensión Universitaria), nucleamiento de flamante creación que busca desarrollar estrategias tendientes a la curricularización de la extensión.

Como coordinador del taller, Tommasino expuso una impactante introducción en la que mostró un modelo de educación centrado en el aula o laboratorios, “un modelo intramuros con toques de realidad. Hay gran espacio áulico donde transcurre la enseñanza –dijo- con espacios marginales dedicados a la extensión”, graficando que sólo el 10% de los estudiantes realiza prácticas extensionistas. De este modo, para el expositor, “hay una forma precaria de aprendizaje  ya que sólo existe una formación técnica que no es integral, debemos dejar de ser sólo una fábrica de profesionales que termine siendo funcional al sistema capitalista”.

Desde este punto de vista, para Tommasino un primer aspecto a delimitar son las características generales de la integralidad y los desafíos a los que ésta se enfrenta en la enseñanza universitaria latinoamericana. “La función de extensión no puede ser entendida como algo aislado, sino que debe interactuar en el acto educativo y formar parte de la cotidianeidad del mismo. Desde el primer año debe haber prácticas de sensibilización con lo social, de aprendizaje horizontal”, señaló apostando al diálogo de saberes a partir del trabajo territorial.

Esta introducción dio a pie para que todos los asistentes elaboraran, a título personal, una definición de la extensión como práctica universitaria dispuesta al diálogo con actores sociales que permita enseñar y aprender en forma recíproca.

El taller, con una duración de tres días, fue presentado por Daniel Herrero, secretario de extensión de Rectorado de la UNICEN, quien citó las tres líneas de acción principales del ente organizador, el CREXU, centradas en la investigación acción, la  formación en materia de extensión y las publicaciones destinadas a formar la primera Biblioteca digital en Extensión Universitaria del país. En la misma aparecerán materiales digitales sobre extensión de Argentina en particular y de Latinoamérica, organizados en libros, revistas, conclusiones de congresos, artículos y declaraciones.

Herrero también anunció una nueva realización en la sede Olavarría para el mes de septiembre.

El taller tuvo una metodología teórico-práctica, ofreciendo a los participantes la posibilidad de analizar las prácticas extensionistas a los efectos de su teorización y resignificación. Para Tommasino, además de sentirse agradecido por la invitación, resultó importante la diversidad en la formación de los presentes “ya que esta gran amplitud interdisciplinaria garantiza el diálogo de saberes”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dejanos tu comentario

Accesibilidad