Salud mental y trabajo comunitario – Mesa 1

salud_mentalEste trabajo ha sido presentado en VI Jornadas del Centro Integral de Salud Mental de Tandil “Palabras Curzadas”, realizadas junto a la Secretaría de Extensión de rectorado de UNICEN, del 9 y 10 de Octubre, en Tandil.

Resabios de una pérdida.  Autora: Lic.Marianela Novelli.

Durante mi Residencia por el Hospital Escuela de Salud Mental desde 2010- 2014. , en la cuidad de Paraná Entre Ríos, lleve a cabo una rotación que duro dos años, por el Centro de Salud, Selig Goldin, allí realice diversos tareas entre otras consultorio externo, como salidas a la comunidad con el equipo de Trabajadores Sociales y agente Sanitario.

Lo que intente en este trabajo fue relatar mi inserción y mi transitar por este Centro de Salud, por lo cual me valí de su historia como de la casuística que allí veía a diario. Tome una situación, en la cual procure dar cuenta, del impacto que genera en la Subjetividad, cuando desde ciertas Instituciones se debería dar respuesta y estas no llegan.

 Breve reseña Histórica:

 Esta Institución fue creada entre los años 1946-1950, funciona actualmente Laurencena 63, al lado de la Escuela Estrada y de la plaza Italia, es decir, se encuentra en la zona Norte y central de la ciudad. Con límite natural del río Paraná. También es atravesado por dos arroyos históricos de la ciudad, “La Santiagueña” que desemboca en el río y el arroyo “Las Viejas”.

Ambos arroyos se desbordan con las lluvias fuertes y ocasionan problemas para la gente que vive en su cercanía. En general en situación de pobreza 0.

 Historia de Cintia:

 A mediados de septiembre desde el Área de Trabajo Social del Centro de Salud, solicitan mi intervención, para que me incluya a trabajar con Cintia, ya que ella se encuentra transitando por una delicada situación: la de duelar a su bebe que había fallecido en el mes de mayo.

La Trabajadora Social comienza por relatarme las circunstancias que llevaron a tal desenlace, las cuales paso a describir.

 A principios de Octubre del 2011 como actividades programadas desde el Centro de Salud, se realiza un rastrillaje sanitario en la zona del Túnel- barrio Ciudad Perdida, el mismo se desarrolla con la presencia del Trabajador Social José Jorge, la Agente Sanitario Cristina Glamusina y la Trabajadora Social Sonia Velázquez.

En esta actividad se visita el domicilio del Sr. Mario y de la Sra. Cintia, embarazada aproximadamente de 30 semanas de gestación, se la cita al Centro de Salud mediante turno programado con Ginecología, quien la atiende el día 18 de octubre. Al consultarle si había recibido atención previa, ella refiere que sí, en el Centro de Salud Municipal de la Toma Nueva.

Cintia vive con su marido y su hijo de 4 años, ella es ama de casa y su marido realiza tareas de changarin, la vivienda es muy precaria- hacinamiento de alto riesgo.

Casilla de Chapas de zinc y de cartón- piso de tierra- no posee ventanas, posee una abertura que se cubre con tela-trapo que oficia de cortina-

 No posee sanitarios-baño- realizan sus necesidades fisiológicas a cielo abierto- El agua para consumo humano y para lavar utensilios o ropa la extraen de una canilla pública-

No poseen disponibilidad energía eléctrica- a la noche se “enganchan” con un vecino que le presta y se encuentra casi en las mismas condiciones socio ambientales-

No posee recolección de residuos.

El terreno donde se ha levantado la casilla está en un terreno inundable, a 200 mt de un acceso vía al túnel. En los días de lluvias por la precariedad de construcción de la casilla, la misma se llueve, y por las condiciones del terreno, el agua ingresa al interior de la casilla.

Modo de Subsistencia: Extrema Pobreza.

En esta oportunidad se le realiza una solicitud de subsidio elevada al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia para la obtención de materiales de construcción para mejorar las condiciones de habitad de su vivienda y para obtener las ordenes correspondientes para retirar los bolsones de comida. El informe consta, de un informe socioeconómico que es conformado con una nota con la firma del Director de la Institución del Selig Goldin.

El día 31 de octubre concurre nuevamente a una consulta con el Ginecólogo refiriendo que el día 26 de octubre había nacido por parto-cesárea su niño en la maternidad del Hospital San Roque, que el mismo había nacido a las 37 semanas de gestación con un peso de 2600 kg y con problemas respiratorios y que por ello fue derivada desde el Hospital San Roque al Instituto Privado de Pediatría (por falta de unidades de internación en la Neonatología). El día 14 de noviembre, la Sra. Cintia trae su niño a la consulta pediátrica y ella solicita atención para que le revise la herida de la cesárea, en dicha consulta se constata, infección en la herida con un cuadro de insalubridad en la piel, se controla TA: 14/8 se solicita una nueva valoración cardiológica por el Dr. Moine. Cintia se encuentra con un cuadro de hipertensión que requiere control cada 8 hs y se indica medicación.

Previo a esto, pasa Cintia por el Ministerio de Desarrollo Social con el objetivo de retirar las autorizaciones para retirar los bolsones de alimentos del galpón del ejército- Dichas autorizaciones No fueron entregadas por que la persona responsable de la entrega se había retirado de la oficina, que debía volver al día siguiente.

Al día siguiente Cintia concurre a las oficinas del 5to. Piso para tratar de retirar la orden de los bolsones y nuevamente no obtiene respuesta, le dicen, que vuelva en unos días. Cabe recordar que ella se traslada desde su domicilio en el barrio el Túnel caminando al Ministerio (ella todavía porta una herida con tratamiento de infección y está medicada por hipertensión).

A los días lleva a su niño a consulta pediátrica, la profesional lo examina, controlando sus estímulos, y encuentra que el niño ha mejorado en su color, hidratación y demás signos vitales.

Se le eleva informe socio-sanitario del niño al coordinador ministerial de Salud, solicitando subsidio, previo llamado telefónico del Director de la Institución, informando de la situación.

También se eleva informe al Copnaf y a la coordinadora de la Unidad Ejecutora Provincial para la Prevención y Reducción de la Mortalidad Materno Infantil del Ministerio de Salud, quien eleva el caso con informe correspondiente al Ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Entre Ríos.

 Cabe aclarar que los pedidos de alimentos y de materiales no tuvieron respuesta satisfactoria.

El día 05 de marzo concurre Cintia con su hijo a la consulta con la pediatra, al constatar que el niño estaba sumamente deprimido sanitariamente con un cuadro grave de bronquiolitis le realiza la primera asistencia médica y la profesional lo traslada al Hospital donde queda internado en la Unidad Nº 4 del Hospital San Roque. La profesional sugiere que el niño no puede volver a su domicilio por las condiciones habitacionales.

Se coordina con el área de Desarrollo Social concurrir juntos para constatar la situación de la vivienda, al llegar dan cuenta del real riesgo y refiere que en los próximos días proveerá de materiales de construcción, cosa que nunca llego. El día 20 de Marzo al niño le dan el alta.

Mediados de Abril concurre a control pediátrico a la consulta se lo encuentra estable, hidratado, se indica distintos estudios.

El 4 de Mayo el niño fallece, cuando se logra entrevistar a Cintia ella comenta que, días previos había tenido dificultades respiratorias que lo había llevado al Hospital que lo medicaron y que regresaron al hogar. Ella refiere que cuando se despertó en la mañana del día 04 de mayo a las 6 hs. de la mañana encuentra a su hijo muerto en la cunita contigua a la cama, (ella refiere que a las 04 hs., le había dado la teta y algo de mamadera, le había cambiado el pañal y estableció vínculo con su hijo en situación normal, emitiendo sonidos de “ajó”… y buena comunicación, luego ella se duerme.

Cuando es llevado al hospital, le indican que el bebé había fallecido alrededor de las 05 de la mañana. El certificado de defunción extendido por los profesionales establece: “muerte súbita”.-

 Al terminar el relato, no podía dejar de preguntarme ¿mas allá de las condiciones biologías del niño, que hubiera pasado si, de las entidades correspondientes hubieran al menos dado respuesta aunque más no sea a algunos de los pedidos que incansablemente extendió la Trabajadora Social?

¿Qué es lo que no se pudo escuchar? ¿Donde quedaron los derechos del niño?

 Le pregunto por Cintia, Sonia me comenta que desde que falleció el bebe, fue al Centro de Salud unas veces más pero que hace un tiempo que no sabe nada de ella, entonces acordamos realizar una visita domiciliaria y ahí poderme presentar y ofrecerle un espacio para que pueda elaborar algo de todo lo que había ocurrido.

Es así que a la semana siguiente vamos a la casa, allí estaba Cintia con su hijo, al verla a Sonia se pone a llorar “no dejo de pensar en mi niño, lo extraño, todavía no puedo guardar su ropita, la doblo, la lavo y la vuelvo a mirar ni tampoco a su cunita”.

Me presento con Cintia y le explicamos de mi presencia allí, ella acepta concurrir al espacio terapéutico pero con mucha resistencia, ya que dice “todavía no puedo decir el nombre de mi niño, no puedo perdonar”

Cintia comienza a concurrir a las entrevistas, relata una y otra vez todo lo que había pasado desde el nacimiento de su bebe,” iba de un lado al otro, de Hospital en Hospital, me prometían comida y nada, materiales y nada, pero claro, era mi hijo a nadie le importaba solo acá (hablando del Centro de Salud) me sentí acompañada, Sonia hizo tanto por nosotros, yo estoy acá porque ella me lo pidió.

Sé que mi bebe tenía problemas respiratorios pero tantas veces me dijeron que mi casa no estaba en condiciones para que viva un niño con esos problemas, fueron de la Municipalidad, del Ministerio hasta del Copnaf y solo miraban mi pobreza y decían…Si Señora quédese tranquila, ya le estamos mandando chapas y ladrillos, ustedes no pueden vivir en estas condiciones y menos un bebe…y yo esperaba que nos ayudaran pero nada, estoy muy enojada, soy pobre pero digna.

Yo todavía lo siento a mi bebe, por las noches escucho un llanto y me despierto pensando que es el, a mi hijo lo veo a veces hablando con alguien y cuando le pregunto ¿Con quién hablas? Me dice con mi hermanito..

Las entrevistas terminaban siempre con la misma frase…”mi niño, mi niño”… A veces, Cintia, no concurría por semanas a las entrevistas y cuando volvía, a veces por cuenta propia otras veces llegando a su casa, ella decía que le era muy doloroso hablar de lo que paso, que por momentos se sentía más alivia y en otros, con mucho enojo.

Comenzamos a trabajar sobre sus enojos, sobre lo que ella había esperado, de las respuestas que nunca se concretaron, de sus hijos y de la imposibilidad de nombrarlo.

De a poco y con mucho trabajo, ella comienza a sentirse mejor, habla de algún que otro proyecto que tenía antes que naciera su segundo hijo y de la posibilidad que lo pueda retomar “antes de enterarme de que estaba embarazada de mi segundo niño, había averiguado para terminar mi primaria, había llevado todos mis papeles, pero bueno eso quedo ahí…todavía pienso a mi niño, no sé si podre…”.

Antes de terminar concluyo marcando una situaciones que fue, a mi entender, una bisagra en la vida de Cintia.

Un día por la tarde nos cruzamos en la calle, ella iba con su hijo y yo con el mío, hasta ese momento ella no sabía que yo también era madre, nos dijimos algunas palabras y seguimos cada una su camino. A la siguiente entrevista, Cintia llega con una bolsita y me dice, “si no se ofende, esto es para su hijo, las medias eran de mi hijo que nunca pudo usar y pensé en el suyo y pensé en el mío, entonces dije, el estaría feliz que alguien las usara y ahora sí, sabe que .. Mi hijo se llamaba Cristian”.

 A modo de reflexión:

 Tome prestada una frase de Freud en su escrito de “Duelo y Melancolía que dice…” El duelo es, por lo general, la reacción a la pérdida de un ser amado o de una abstracción equivalente: la patria, la libertad, el ideal…”

A mi parecer nuestro trabajo fue y es, elaborar, no solo la pérdida de Cristian sino también ese Ideal, dé aquello que se suele esperar, de quienes tiene más posibilidad de gestión-concreción, de aquellos que tiene la obligación de dar respuesta, porque para eso fueron creados, nombrados, porque por eso están allí, donde están.

Esto que sostengo, lo sitúo también en relación a los derechos del niño, por ello, extraigo este artículo, que casualmente lo obtengo observado la página del Copnaf.

Artículo 27

 Inciso 1: Los niños tienen derecho a un nivel de vida adecuado para el desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.

Inciso 2: A los padres u otras personas encargadas del niño les incumbe la responsabilidad primordial de proporcionar, dentro de sus posibilidades y medios económicos, las condiciones de vida que sean necesarias para el desarrollo del niño.

Inciso 3: Los Estados Partes, de acuerdo con las condiciones nacionales y con arreglo a sus medios, adoptarán medidas apropiadas para ayudar a los padres y a otras personas responsables del niño, a dar efectividad a este derecho y, en caso necesario, proporcionarán asistencia material y programas de apoyo, particularmente con respecto a la nutrición, el vestuario y la vivienda.

 Y entonces?

Es indudable que en los últimos tiempos la violencia nos atraviesa atodos. No sólo la física, sino la también llamada simbólica, más refinada y sutil que la anterior, pero tal vez mucho más efectiva, en cuanto a los estragos que en la subjetividad produce.

Elijo las palabras de Lourau, René; El análisis institucional .. “La violencia cotidiana que padecemos en las Instituciones por las que transitamos, se ejerce a través de acciones o de palabras, que emiten un mensaje de desconocimiento hacia “el otro” como semejante, como par, prójimo/próximo, violencia que nos habla de una sociedad donde se han perdido los lazos fraternos y solidarios. Es decir, que el aire que respiramos está impregnado de violencia, de la cual también somos trasmisores, a veces involuntariamente.

El término institución remite a una pluralidad de sentidos que incluye tanto a las formaciones sociales, como a sus funciones negadas, que actúan simbólicamente por intermedio de actos, de palabras, de no- actos y de silencios.(Lourau, 1970).

Lourau, René; El análisis institucional; Edit. Amorrortu; Bs. As.; 1970

Y para finalizar, y para paliar ese gusto amargo, que la situación de Cintia provoca, es de rescatar y valorar, la no indiferencia de la Institución donde me inserto, sobre todo, de la labor sin cansancio de Sonia, que se ha puesto al hombro la problemática de Cintia.

Como así también, a ese espacio de la palabra, que al cerrarse la puerta siempre abre una ventana, donde se ve a Cintia, apostando, en aquel lugar donde nunca fue negada.

Y desde mi, cada vez que la pienso, que la escucho, que la escribo y la releo se me figura en una frase de Cortázar, que creo, la delinea casi de manera exacta

“en todo recayente, hay algo que pugna por rehabilitarse”.

 

 

Durante mi Residencia por el Hospital Escuela de Salud Mental desde 2010- 2014. , en la cuidad de Paraná Entre Ríos, lleve a cabo una rotación que duro dos años, por el Centro de Salud, Selig Goldin, allí realice diversos tareas entre otras consultorio externo, como salidas a la comunidad con el equipo de Trabajadores Sociales y agenteSanitario.

Lo que intente en este trabajo fue relatar mi inserción y mi transitar por este Centro de Salud, por lo cual me valí de su historia como de la casuística que  allí veía a diario. Tome una situación, en la cual procure dar cuenta,  del impacto que genera en la Subjetividad, cuando desde ciertas Instituciones se debería dar respuesta y estas nollegan.

 

 

 

 Breve reseñaHistórica:

 

 

Esta Institución fue creada entre los años 1946-1950, funciona actualmente Laurencena 63, al lado de la Escuela Estrada y de la plaza Italia, es decir, se encuentra en la zona Norte y central de la ciudad. Con límite natural del río Paraná. También es atravesado por dos arroyos históricos de la ciudad, “La Santiagueña” que desemboca en el río y el arroyo “LasViejas”.

Ambos arroyos se desbordan con las lluvias fuertes y ocasionan problemas para la gente que vive en su cercanía. En general en situación de pobrezao

 

 

Historia  deCintia:

 

A mediados de septiembre desde el Área de Trabajo Social del Centro de Salud, solicitan mi intervención, para que me incluya a trabajar con Cintia, ya que ella se encuentra transitando por una delicada situación: la de duelar a su bebe que había fallecido en el mes demayo.

La Trabajadora Social comienza por relatarme las circunstancias que llevaron a tal desenlace, las cuales paso adescribir.

 

A principios de Octubre del 2011 como actividades programadas desde el Centro de Salud, se realiza un rastrillaje sanitario en la zona del Túnel- barrio Ciudad Perdida, el mismo se desarrolla con la presencia del Trabajador Social José Jorge, la Agente Sanitario Cristina Glamusina y la Trabajadora Social SoniaVelázquez.

En esta actividad se visita el domicilio del Sr. Mario y de la Sra. Cintia, embarazada aproximadamente de 30 semanas de gestación, se la cita al Centro de Salud mediante turno programado con Ginecología, quien la atiende el día 18 de octubre. Al consultarle si había recibido atención previa, ella refiere que sí, en el Centro de Salud Municipal de la TomaNueva.

Cintia vive con su marido y su hijo de 4 años, ella es ama de casa y su marido realiza tareas de changarin, la vivienda es muy precaria- hacinamiento de alto riesgo.

Casilla de Chapas de zinc y de cartón- piso de tierra- no posee ventanas, posee una abertura que se cubre con tela-trapo que oficia decortina-


No posee sanitarios-baño- realizan sus necesidades fisiológicas a cielo abierto- El agua para consumo humano y para lavar utensilios o ropa la extraen de una canillapública-

No poseen disponibilidad energía eléctrica- a la noche se “enganchan” con un vecino que le presta y se encuentra casi en las mismas condiciones socio ambientales-

No posee recolección deresiduos.

El terreno donde se ha levantado la casilla está en un terreno inundable, a 200 mt de un acceso vía al túnel. En los días de lluvias por la precariedad de construcción de la casilla, la misma se llueve, y por las condiciones del terreno, el agua ingresa al interior de lacasilla.

Modo de Subsistencia: ExtremaPobreza.

En esta oportunidad se le realiza una solicitud de subsidio elevada al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia para la obtención de materiales de construcción para mejorar las condiciones de habitad de su vivienda y para obtener las ordenes correspondientes para retirar los bolsones de comida. El informe consta, de un informe socioeconómico que  es conformado con una nota con la firma del Director de la Institución  del SeligGoldin

El día 31 de octubre concurre nuevamente a una consulta con el Ginecólogo refiriendo que el día 26 de octubre había nacido por parto-cesárea su niño en la maternidad del Hospital San Roque, que el mismo había nacido a las 37 semanas de gestación con un peso de 2600 kg y con problemas respiratorios y que por ello fue derivada desde el Hospital San Roque al Instituto Privado de Pediatría (por falta de unidades de internación en la Neonatología). El día 14 de noviembre, la Sra. Cintia trae su niño a la consulta pediátrica y ella solicita atención para que le revise la herida de la cesárea, en dicha consulta se constata, infección en la herida con un cuadro de insalubridad en la piel, se controla TA: 14/8 se solicita una nueva valoración cardiológica por el Dr. Moine. Cintia se encuentra con un cuadro de hipertensión que requiere control cada 8 hs y se indicamedicación.

Previo a esto, pasa Cintia por el Ministerio de Desarrollo Social con el objetivo de retirar las autorizaciones para retirar los bolsones de alimentos del galpón del ejército- Dichas autorizaciones No fueron entregadas por que la persona responsable de la entrega se había retirado de la oficina, que debía volver al díasiguiente.

Al día siguiente Cintia concurre a las oficinas del 5to. Piso para tratar de retirar la orden de los bolsones y nuevamente no obtiene respuesta, le dicen, que vuelva en unos días. Cabe recordar que ella se traslada desde su domicilio en el barrio el Túnel caminando al Ministerio (ella todavía porta una herida con tratamiento de infección y está medicada porhipertensión).

A los días lleva a su niño a consulta pediátrica, la profesional lo examina, controlando sus estímulos, y encuentra que el niño ha mejorado en su color, hidratación y demás signosvitales.

Se le eleva informe socio-sanitario del niño al coordinador ministerial de Salud, solicitando subsidio, previo llamado telefónico del Director de la Institución, informando de lasituación.

También se eleva informe al Copnaf y a la coordinadora de la Unidad Ejecutora Provincial para la Prevención y Reducción de la Mortalidad Materno Infantil del Ministerio de Salud, quien eleva el caso con informe correspondiente al Ministro de Desarrollo Social de la Provincia de EntreRíos.


Cabe aclarar que los pedidos de alimentos y de materiales no tuvieron respuestasatisfactoria.

El día 05 de marzo concurre Cintia con su hijo a la consulta con la pediatra, al constatar que el niño estaba sumamente deprimido sanitariamente con un cuadro grave de bronquiolitis le realiza la primera asistencia médica y la profesional lo traslada al Hospital donde queda internado en la Unidad Nº 4 del Hospital San Roque. La profesional sugiere que el niño no puede volver a su domicilio por las condicioneshabitacionales.

Se coordina con el área de Desarrollo Social concurrir juntos para constatar la situación de la vivienda, al llegar dan cuenta del real riesgo y refiere que en los próximos días proveerá de materiales de construcción, cosa que nunca llego. El día 20 de Marzo al niño le dan elalta.

Mediados de Abril concurre a control pediátrico a la consulta se lo encuentra estable, hidratado, se indica distintosestudios.

El 4 de Mayo el niño fallece, cuando se logra entrevistar a Cintia ella comenta que, días previos había tenido dificultades respiratorias que lo había llevado al Hospital que lo medicaron y que regresaron al hogar. Ella refiere que cuando se despertó en la mañana del día 04 de mayo a las 6 hs. de la mañana encuentra a su hijo muerto en la cunita contigua a la cama, (ella refiere que a las 04 hs., le había dado la teta y algo de mamadera, le había cambiado el pañal y estableció vínculo con su hijo en situación normal, emitiendo sonidos de “ajó”… y buena comunicación, luego ella seduerme.

Cuando es llevado al hospital, le indican que el bebé había fallecido alrededor de las 05 de la mañana. El certificado de defunción extendido por los profesionales establece: “muertesúbita”.-

 

Al terminar el relato, no podía dejar de preguntarme ¿mas allá de las condiciones biologías del niño, que hubiera pasado si, de las entidades correspondientes hubieran al menos dado respuesta aunque más no sea a algunos de los pedidos que incansablemente extendió la TrabajadoraSocial?

¿Qué es lo que no se pudo escuchar? ¿Donde quedaron los derechos del niño?

 

Le pregunto por Cintia, Sonia me comenta que desde que falleció el bebe, fue al Centro de Salud unas veces más pero que hace un tiempo que no sabe nada de ella, entonces acordamos realizar una visita domiciliaria y ahí poderme presentar y ofrecerle un espacio para que pueda elaborar algo de todo lo que habíaocurrido.

Es así que a la semana siguiente vamos a la casa, allí estaba Cintia con su hijo, al verla a Sonia se pone a llorar “no dejo de pensar en mi niño, lo extraño, todavía no puedo guardar su ropita, la doblo, la lavo y la vuelvo a mirar ni tampoco a  sucunita”.

Me presento con Cintia y le explicamos de mi presencia allí, ella acepta concurrir al espacio terapéutico pero con mucha resistencia, ya que dice “todavía no puedo decir el nombre de mi niño, no puedoperdonar”

Cintia comienza a concurrir a las entrevistas, relata una y otra vez todo lo que había pasado desde el nacimiento de su bebe,” iba de un lado al otro, de Hospital en Hospital, me prometían comida y nada, materiales y nada, pero claro, era mi hijo a nadie le importaba solo  acá (hablando del Centro deSalud)


me sentí acompañada, Sonia hizo tanto por nosotros, yo estoy acá porque ella me lopidió.

Sé que mi bebe tenía problemas respiratorios pero tantas veces me dijeron que mi casa no estaba en condiciones para que viva un niño con esos problemas, fueron de la Municipalidad, del Ministerio hasta del Copnaf y solo miraban mi pobreza y decían…Si Señora quédese tranquila, ya le estamos mandando chapas y ladrillos, ustedes no pueden vivir en estas condiciones y menos un bebe…y yo esperaba que nos ayudaran pero nada, estoy muy enojada, soy pobre perodigna.

Yo todavía lo siento a mi bebe, por las noches escucho un llanto y me despierto pensando que es el, a mi hijo lo veo a veces hablando con alguien y cuando le pregunto ¿Con quién hablas? Me dice con mihermanito..

Las entrevistas terminaban siempre con la misma frase…”mi niño, mi niño”… A veces, Cintia, no concurría por semanas a las entrevistas y cuando volvía, a veces por cuenta propia otras veces llegando a su casa, ella decía que le era muy doloroso hablar de lo que paso, que por momentos se sentía más alivia y en otros, con muchoenojo.

Comenzamos a trabajar sobre sus enojos, sobre lo que ella había esperado, de las respuestas que nunca se concretaron, de sus hijos y de la imposibilidad de nombrarlo.

De a poco y con mucho trabajo, ella comienza a sentirse mejor, habla de algún que otro proyecto que tenía antes que naciera su segundo hijo y de la posibilidad que lo pueda retomar “antes de enterarme de que estaba embarazada de mi segundo niño, había averiguado para terminar mi primaria, había llevado todos mis papeles, pero bueno eso quedo ahí…todavía pienso a mi niño, no sé sipodre…”.

Antes de terminar concluyo marcando una situaciones que fue, a mi entender, una bisagra en la vida deCintia.

Un día por la tarde nos cruzamos en la calle, ella iba con su hijo y yo con el mío, hasta ese momento ella no sabía que yo también era madre, nos dijimos algunas palabras y seguimos cada una su camino. A la siguiente entrevista, Cintia llega con una bolsita y me dice, “si no se ofende, esto es para su hijo, las medias eran de mi hijo que nunca pudo usar y pensé en el suyo y pensé en el mío, entonces dije, el estaría feliz que alguien las usara y ahora sí, sabe que .. Mi hijo  se llamabaCristian”.

 

A modo dereflexión:

 

Tome prestada una frase de Freud en su escrito de “Duelo y Melancolía que dice…” El duelo es, por lo general, la reacción a la pérdida de un ser amado o de una abstracción equivalente: la patria, la libertad, elideal…”

A mi parecer nuestro trabajo fue y es, elaborar, no solo la pérdida de Cristian sino también ese Ideal, dé aquello que se suele esperar, de quienes tiene más posibilidad de gestión-concreción, de aquellos que tiene la obligación de dar respuesta, porque para eso fueron creados, nombrados, porque por eso están allí, dondeestán.

Esto que sostengo, lo sitúo también en relación a los derechos del niño, por ello, extraigo este artículo, que casualmente lo obtengo observado la página delCopnaf

Artículo27


Inciso 1: Los niños tienen derecho a un nivel de vida adecuado para el desarrollo físico, mental, espiritual, moral ysocial.

Inciso 2: A los padres u otras personas encargadas del niño les incumbe la responsabilidad primordial de proporcionar, dentro de sus posibilidades y medios económicos, las condiciones de vida que sean necesarias para el desarrollo delniño.

Inciso 3: Los Estados Partes, de acuerdo con las condiciones nacionales y con arreglo a sus medios, adoptarán medidas apropiadas para ayudar a los padres y a otras personas responsables del niño, a dar efectividad a este derecho y, en caso necesario, proporcionarán asistencia material y programas de apoyo, particularmente con respecto a la nutrición, el vestuario y lavivienda

 

Yentonces?

Es indudable que en los últimos tiempos la violencia nos atraviesa atodos. No sólo la física, sino la también llamada simbólica, más refinada y sutil que la anterior, pero tal vez mucho más efectiva, en cuanto a los estragos que en la subjetividadproduce.

Elijo las palabras de Lourau, René; El análisis institucional .. “La violencia cotidiana que padecemos en las Instituciones por las que transitamos, se ejerce a través de acciones o de palabras, que emiten un mensaje de desconocimiento hacia “el otro” como semejante, como par, prójimo/próximo, violencia que nos habla de una sociedad donde se han perdido los lazos fraternos y solidarios. Es decir, que el aire que respiramos está impregnado de violencia, de la cual también somos trasmisores, a vecesinvoluntariamente.

El término institución remite a una pluralidad de sentidos que incluye tanto a las formaciones sociales, como a sus funciones negadas, que actúan simbólicamente por intermedio de actos, de palabras, de no- actos y de silencios.(Lourau,1970).

Lourau, René; El análisis institucional; Edit. Amorrortu; Bs. As.;1970

Y para finalizar, y para paliar ese gusto amargo, que la situación de Cintia provoca, es de rescatar y valorar, la no indiferencia de la Institución donde me inserto, sobre todo, de la labor sin cansancio de Sonia, que se ha puesto al hombro la problemática deCintia.

Como así también, a ese espacio de la palabra, que al cerrarse la puerta siempre abre una ventana, donde se ve a Cintia, apostando, en aquel lugar donde nunca fuenegada.

Y desde mi, cada vez que la pienso, que la escucho, que la escribo y la releo se me figura en una frase de Cortázar, que creo, la delinea casi de manera exacta

“en todo recayente, hay algo que pugna porrehabilitarse

Dejanos tu comentario