Salud mental y trabajo comunitario – Mesa 1

salud_mentalEste trabajo ha sido presentado en VI Jornadas del Centro Integral de Salud Mental de Tandil “Palabras Curzadas”, realizadas junto a la Secretaría de Extensión de rectorado de UNICEN, del 9 y 10 de Octubre, en Tandil.

Café “Quereme así piantao…” Dispositivo terapéutico – psico – socio – laboral de salud mental. 

Expositores: Lic. Florencia Berruti, Lic. Manuela Ponce, Lic. Luciano Grasso, Lic. José Rodriguez.

1 – Introducción y características generales

– Se trata de un dispositivo terapéutico psico socio laboral para personas usuarias del Centro de Salud Mental y Centro de Día de la Dirección de Salud Mental del Hospital Municipal Ramón Santamarina de Tandil.

– Se planifica y se proyecta su implementación en el contexto de, y como operacionalizacion del cambio de paradigma en salud mental y de la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental, hacia un modelo de salud mental comunitaria.

– Enmarcada en lo que se denomina “Dispositivos intermedios” en salud mental, por fuera de los efectores institucionales hospitalarios e incluida en lo que se define como “Empresa Social en Salud Mental”.

– Se implementa a través de la Asociación Civil “Quereme así piantao”, en articulación con la Dirección de Salud Mental del HMRS del Municipio de Tandil.

– Destinatarios: Sujetos con padecimientos psíquicos, que estén en tratamiento en el servicio de Salud mental, los cuales, por dichos padecimientos tengan dificultades para su inserción en el entramado vincular y social, y por su vulnerabilidad socio – económica tengan dificultades para su inserción laboral.

– El dispositivo consiste en un café denominado “Quereme así piantao”, organizado y atendido por el grupo de usuarios a cargo del mismo, con diferentes tareas y roles.

– Su misión fundamental es la inclusión de personas con padecimiento psíquico en la comunidad.

– En términos de política pública de salud mental, la empresa social como dispositivo terapéutico, se constituye en una herramienta fundamental para el servicio de salud mental, en la medida en que está en estrecho vínculo con la comunidad, en un “entre” los servicios de salud mental y la comunidad.

– Es un dispositivo de formación y laboral simultáneamente. Lo que se denomina “formación en tarea”.

– Tiene como norte su propia autonomía, como emprendimiento y como proyecto socio comunitario. Esto, independientemente de su nacimiento en el seno del ámbito hospitalario y estatal, y de las diferentes contribuciones que puedan ir recibiéndose del Estado, Ongs y empresas.

– No solo es un dispositivo terapéutico de salud mental, ni un proyecto comunitario, ni un negocio, ni solo una empresa social. Es cada uno de ellos simultánea y articuladamente.

– Se establece en un “entre” el servicio público de salud mental y la comunidad, en un “ida y vuelta”. Un dispositivo “bisagra”.

– En tanto que definido en base a fines terapéuticos, se establecen roles y participaciones específicas de los profesionales de la salud mental, pero desde una posición secundaria en la dinámica cotidiana de trabajo, entendiendo que en este ámbito, es más importante el “saber hacer” de cada integrante, que su diagnóstico psicopatológico.

– En tanto que definido en base a fines comunitarios y de empresa social, requiere fundamentalmente la generación y el fortalecimiento de buenos vínculos y una buena interacción con la comunidad, así como el fomento y la socialización de valores como la amabilidad, solidaridad, respeto, cooperación, si lo que se intenta también es ir modificando mitos y prejuicios, y lograr la inclusión social.

– En tanto que definido en base a fines comerciales, requiere de medidas tendientes a la productividad, eficiencia y atención de calidad, para no olvidar la necesidad de lograr competitividad en el mercado.

– El dispositivo intenta a su vez, superar ciertas tendencias hacia las que suelen estar expuestas las empresas sociales de salud mental, como el miedo al fracaso, a la estigmatización, la segregación y la discriminación; así como también lo que se denomina “el marketing de la lastima”, con lo cual se hace imprescindible redoblar el esfuerzo de cada integrante por lograr ser competitivos en lo que se ofrece.

– Se promueve la búsqueda de horizontalidad y autogestión democrática en cada una de las tareas y decisiones en el marco del proyecto.

2 – Antecedentes

Dentro de las diferentes experiencias similares en la historia, que han sido tomadas como antecedentes del presente proyecto, se tomarán:

a) En el plano internacional, la principal experiencia por haber sido la inspiradora de las posteriores, la desarrollada por Franco Basaglia en Trieste, Italia. A su vez, la experiencia de San Pablo, Brasil y Andalucía, España.

b) En nuestro país, las experiencias precursoras en Rio Negro, y el proyecto “Café Basaglia” de CABA.

a) La experiencia en materia de transformación de las prácticas que ha sido precursora y a su vez inspiradora de las posteriores reformas en salud mental a nivel mundial, es la experiencia de Franco Basaglia en Italia, primero en Goritzia, y luego en Trieste. En ambas gestiones, pero particularmente en la última, propuso el cierre del manicomio como institución totalizadora, y la transformación de las prácticas hacia la implementación de dispositivos que reintegren los derechos perdidos de las personas con padecimientos mentales. Entre los dispositivos propuestos por Basaglia, se encontraban aquellos tendientes a la búsqueda de la recuperación de la dignidad perdida por dichos sujetos, en particular, desde  su inserción laboral. De esa manera, superando la explotación sufrida a partir de la ergoterapia institucional, se fueron proponiendo cooperativas de trabajo de pacientes, fuera del manicomio, a partir del valor de la solidaridad.

En Brasil, las experiencias relacionadas a estos dispositivos, se realizaron en el marco de la reforma integral del sistema de salud de ese país, que incluyó un fuerte proceso de reforma psiquiátrica, desde mediados de los 80´. En el marco de esa transformación, se implementan dispositivos tendientes a lo que denominan “rehabilitación psicosocial”, entre ellos, aquellos destinados a la integración social y laboral: programas de generación de rentas en salud mental, cooperativas, empresas sociales, capacitaciones, entre otros.

La otra experiencia internacional reconocida, es la de Andalucía, España. En este caso, las también se plantean en el contexto de transformación del sistema de atención en salud mental. En dicho marco, se crea la Fundación Andaluza para la integración social del enfermo mental en 1993, con el objetivo de generar y gestionar recursos para el apoyo social a pacientes usuarios de servicios públicos de salud mental. Entre estos programas, se encuentran los dispositivos laborales, de capacitación y empleo a través de empresas sociales.

b) En nuestro país, los precursores en esta materia, son los dispositivos y programas generados en la provincia de Rio Negro, en el contexto del proceso de desmanicomialización llevado adelante desde los 80´. Enmarcados en lo que denominaron “dispositivos intermedios”, los programas de promoción laboral cumplieron con las funciones de producir bienes y servicios y a la vez, producir bienestar.

Se trata de emprendimientos laborales productivos, los cuales son gestionados por los servicios de salud mental, desde la modalidad de cooperativas de trabajo y empresas sociales. En el marco de estos emprendimientos, se promovieron valores como los del trabajo como derecho, la búsqueda de la inclusión social, el autosustento y la autonomía, el trabajo creativo y participativo.

Estos emprendimientos fueron (y algunos continúan siendo): cooperativa hotelera, viveros, chacra de producción agrícola, concesión de buffet en los hospitales, servicios de comidas para fiestas y de dietas para el personal del hospital, cooperativa de servicios de comida a domicilio, restaurante y alberga de alta montaña, cooperativa de elaboración de perfumes y velas, emprendimiento de cerámica y alfarería, fabricación y venta de pañales, entre otros.

La otra experiencia local, y a su vez la mas cercana en el tiempo y la que más se asemeja a nuestra propuesta, es la del “Café Basaglia”, en ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esta experiencia se inició en Marzo de 2011.

Se trata de un emprendimiento que nace de manera autónoma, dentro de la comunidad y por fuera de la institución psiquiátrica. Es pensado como dispositivo de inserción laboral, y a su vez de socialización, en el marco del proceso terapéutico de quienes lo integran. Se desarrolla desde la órbita de la “empresa social”. La elección del café, tiene que ver con las  características del emprendimiento, pensado como un lugar y un tiempo compartidos, de encuentros cotidianos, de circulación e intercambios, escenario muy arraigado a la cultura de la ciudad.

El café Basaglia funcionó en un centro cultural en el Abasto, con quien establecieron un acuerdo de asociatividad para el funcionamiento compartido. Se trabajó desde un equipo interdisciplinario, realizando entrevistas de trabajo con los usuarios para su selección y posterior inclusión, capacitaciones, división de tareas y diseño participativo de las actividades que formaban parte de la dinámica cotidiana del café. Todo autogestionado, para lo cual generaron el dispositivo semanal grupal de asamblea.

3 – Fundamentos

La Ley 26657 reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socioeconómicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social. Dicha ley establece que los tratamientos en casos de padecimiento psíquico, deben promover siempre la integración familiar, laboral y comunitaria.

A su vez, el Plan Nacional de Salud Mental, a partir de la definición de problemas, fija en sus objetivos y líneas de acción, el fomento de dispositivos tendientes a la inclusión social de sujetos con padecimientos psíquicos, y también la elaboración de proyectos y programas tendientes a la desestigmatizacion de las problemáticas de salud mental.

Esto implica que las políticas públicas en salud mental deben ampliar el enfoque, las prácticas y dispositivos para afrontar los distintos niveles de prevención en salud mental.

Es también en el marco de la nueva Ley Nacional, y desde el modelo de la salud mental comunitaria, que todos los sectores deben confluir en el armado de redes integrales de atención de la salud mental con base comunitaria. En este marco, lo que se denomina, en términos de sistemas sanitarios, “segundo nivel”, debe ser incorporado a los hospitales generales.

Son por lo tanto los servicios de salud mental hospitalarios los que, integrados a esa red de servicios de salud mental, los encargados de implementar practicas no solo asistenciales, sino también de promoción y prevención, así como dispositivos intermedios de reinserción social en la comunidad.

Si entendemos que el arte de curar tiene dos vertientes, una de cuidado y protección, y otra de promoción, será este componente promocional el que garantice una real respuesta en materia de salud mental en dichos cuidados buscados en cada intervención.

En términos generales, son tres los tipos de intervenciones en salud mental: las psicofarmacológicas, las psicoterapéuticas y las psicosociales. Entre estas últimas, aquellas tendientes a la inclusión social tienen un fuerte componente comunitario y un enfoque de derechos. Los dispositivos terapéuticos socio laborales, como la empresa social en salud mental, se encuentran en estos grupos.

El desafío de este modelo de salud mental comunitaria, es ir desde los efectores  de salud a la comunidad, de las prácticas asistenciales individuales, a los dispositivos comunitarios de inclusión social.

En lo que respecta al Centro de Salud Mental Municipal y Centro de Día, el desafío se encuentra en ampliar el margen de las intervenciones terapéuticas.

La atención en crisis, en los casos de urgencias subjetivas, las intervenciones en la sala de internación de agudos, son solo una fragmento de un proyecto terapéutico más amplio desde una lógica de continuidad de cuidados. El Dispositivo de Centro de día, y los enlaces en red con otros sectores forman parte de esta apertura. No obstante ello, en algunos casos de mayor complejidad, en particular en ciertos padecimientos psíquicos graves, se agrega la dificultad para la inserción social de dichos sujetos.

En particular, los obstáculos para la inserción laboral de los sujetos con padecimiento psíquico suelen promover la baja autoestima, y a su vez, incrementa las dificultades para la recuperación y la inclusión social plena.

El dispositivo terapéutico socio laboral propuesto: Café “Quereme así piantao”, intenta ser una herramienta acorde a este modelo.

4 – Objetivos

• Se pretende promover y garantizar el ejercicio pleno de los derechos de los ciudadanos con padecimientos psíquicos, contribuyendo a la autonomía de los mismos.

• Se busca generar un espacio terapéutico donde los participantes puedan desplegar capacidades y/o habilidades de acuerdo a sus potencialidades y que contribuyan a su inclusión en el mundo laboral.

• Fomentar relaciones sociales y lazos institucionales con el fin de producir una trama y un modelo inclusivo que resulten novedosos respecto de las ofertas disponibles en nuestro medio.

• Mejorar la calidad de vida de los sujetos con padecimiento psíquico y una progresiva disminución de sus requerimientos de dispositivos tradicionales, como psicofármacos y psicoterapia individual.

• Promover la inclusión laboral de sujetos con padecimiento psíquico.

• Favorecer la inclusión social de otros sujetos con padecimiento psíquico, además de los beneficiarios directos, al promover su circulación por el proyecto.

“Apostar a los cambios…”:

 • Promover cambios en los imaginarios sociales, mitos y prejuicios, respecto de la supuesta peligrosidad, cronicidad e incapacidad de los sujetos con padecimientos psíquicos. Tener en cuenta para ello, que parte de la  comunidad tiene certezas en cuanto a estos preconceptos, que en un principio intentará confirmarlas. Intentar conquistar actitud favorable de la comunidad, en base a la calidad del servicio, que rompa la lógica de la caridad.

En definitiva es un proyecto de doble transformación: de los propios sujetos que integran el proyecto, pero a su vez, se intenta transformar el entorno, la comunidad.

El mensaje del propio nombre, se articula en un doble sentido: “Quereme así…” (“no me trates de cambiar”), un mensaje que se dirige al entorno vincular, la familia, los afectos. Y una apelación implícita a la comunidad: “Quereme…” (“por más que esté piantao”)

5 – Implementación

El Café “Quereme así piantao” es un dispositivo terapéutico socio laboral, que se desarrollará de manera asociada, con la participación de diferentes actores:

– El Estado Municipal, el Estado Nacional y una Organización no gubernamental. A su vez, el sector empresarial.

El Proyecto está pensado en dos etapas:

1- Una etapa previa a la apertura del café, en la que se seleccionan los posibles integrantes, se realizan las entrevistas laborales de admisión, reuniones con el grupo seleccionado, toma de decisiones y capacitaciones/entrenamiento (curso de mozo, atención a público, manipulación de alimentos).

2- Inicio de actividades – apertura del café.

En esta segunda etapa, se prevé la apertura del café, que funcionará de lunes a viernes de 9 a 13 hs.

Estará a cargo del tutor, quien tendrá presencia permanente, desde la apertura hasta el cierre diario del local. A su vez, cada mañana se contará con la presencia de un integrante del equipo técnico interdisciplinario de manera rotativa. El mismo está compuesto por psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, musicoterapeuta, acompañantes terapéuticos, licenciada en teatro, entre otros.

En cada jornada, los integrantes se dividirán los diferentes roles: mozo, bachero, cocinero, limpieza, difusión, coordinación de actividades, etc.

Entre las actividades a desarrollarse en el café se encuentran: capacitación para el empleo, elaboración y venta de café, té y productos de pastelería, difusión de la propuesta y publicidad, actividades culturales, entre otras.

A su vez, existirán dos tipos de reuniones de trabajo:

Un dispositivo grupal de asamblea, integrada por todos los participantes (integrantes y equipo técnico) para trabajar temas relacionados con la dinámica del café y toma de decisiones al respecto.

Reunión de equipo técnico semanal.

 

1 – Introducción y característicasgenerales

          Se trata de un dispositivo terapéutico psico socio laboral para personas usuarias del Centro de Salud Mental y Centro de Día de la Dirección de Salud Mental del Hospital Municipal Ramón Santamarina deTandil.

          Se planifica y se proyecta su implementación en el contexto de, y como operacionalizacion del cambio de paradigma en salud mental y de la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental, hacia un modelo de salud mentalcomunitaria.

          Enmarcada en lo que se denomina “Dispositivos intermedios” en  salud  mental, por fuera de los efectores institucionales hospitalarios e incluida en lo que se define como “Empresa Social en SaludMental”.

          Se implementa a través de la Asociación Civil “Quereme así piantao”, en articulación con la Dirección de Salud Mental del HMRS del Municipio de Tandil.

          Destinatarios: Sujetos con padecimientos psíquicos, que estén en tratamiento en el servicio de Salud mental, los cuales, por dichos padecimientos tengan dificultades para su inserción en el entramado vincular y social, y por su vulnerabilidad socio – económica tengan dificultades para su inserciónlaboral.

          El dispositivo consiste en un café denominado “Quereme así piantao”, organizado y atendido por el grupo de usuarios a cargo del mismo, con diferentes tareas yroles.

          Su misión fundamental es la inclusión de personas con padecimiento psíquico en lacomunidad.

          En términos de política pública de salud mental, la empresa social como dispositivo terapéutico, se constituye en una herramienta fundamental para el servicio de salud mental, en la medida en que está en estrecho vínculo con la comunidad, en un “entre” los servicios de salud mental y lacomunidad.

          Es un dispositivo de formación y laboral simultáneamente. Lo que se  denomina “formación entarea”.

          Tiene como norte su propia autonomía, como emprendimiento y como  proyecto socio comunitario. Esto, independientemente de su nacimiento en el seno del ámbito hospitalario y estatal, y de las diferentes contribuciones que puedan ir recibiéndose del Estado, Ongs yempresas.

          No  solo  es  un  dispositivo  terapéutico  de  salud  mental,  ni  un       proyecto


comunitario, ni un negocio, ni solo una empresa social. Es cada uno de ellos simultánea yarticuladamente.

          Se establece en un “entre” el servicio público de salud mental y la comunidad, en un “ida y vuelta”. Un dispositivo“bisagra”.

          En tanto que definido en base a fines terapéuticos, se establecen roles y participaciones específicas de los profesionales de la salud mental, pero  desde una posición secundaria en la dinámica cotidiana de trabajo, entendiendo que en este ámbito, es más importante el “saber hacer” de cada integrante, que su diagnósticopsicopatológico.

          En tanto que definido en base a fines comunitarios y de empresa social, requiere fundamentalmente la generación y el fortalecimiento de buenos vínculos y una buena interacción con la comunidad, así como el fomento y la socialización de valores como la amabilidad, solidaridad, respeto,cooperación, si lo que se intenta también es ir modificando mitos y prejuicios, y lograr la inclusiónsocial.

          En tanto que definido en base a fines comerciales, requiere de medidas tendientes a la productividad, eficiencia y atención de calidad, para no olvidar la necesidad de lograr competitividad en elmercado.

          El dispositivo intenta a su vez, superar ciertas tendencias hacia las que suelen estar expuestas las empresas sociales de salud mental, como el miedo al fracaso, a la estigmatización, la segregación y la discriminación; así como también lo que se denomina “el marketing de la lastima”, con lo cual se hace imprescindible redoblar el esfuerzo de cada integrante por lograr ser competitivos en lo que seofrece.

          Se promueve la búsqueda de horizontalidad y autogestión democrática en cada una de las tareas y decisiones en el marco delproyecto.

2  Antecedentes

 

Dentro de las diferentes experiencias similares en la historia, que han sido tomadas como antecedentes del presente proyecto, setomarán:

a)              En el plano internacional, la principal experiencia por haber sido la inspiradora de las posteriores, la desarrollada por Franco Basaglia en Trieste, Italia. A su vez, la experiencia de San Pablo, Brasil y Andalucía, España.

b) En nuestro país, las experiencias precursoras en Rio Negro, y el proyecto “Café Basaglia” deCABA.

a) La experiencia en materia de transformación de las prácticas que ha sido precursora y a su vez inspiradora de las posteriores reformas en salud mental a nivel mundial, es la experiencia de Franco Basaglia en Italia, primero en Goritzia, y luego en Trieste. En ambas gestiones, pero particularmente en la última, propuso el cierre del manicomio como institución totalizadora, y la transformación de las prácticas hacia la implementación de dispositivos que reintegren los derechos perdidos de las personas con padecimientos mentales. Entre los dispositivos propuestos  por Basaglia, se encontraban aquellos tendientes a la búsqueda de la recuperación de la dignidad perdida por dichos sujetos, en particular,desde


su inserción laboral. De esa manera, superando la explotación sufrida a partir de la ergoterapia institucional, se fueron proponiendo cooperativas de trabajo de pacientes, fuera del manicomio, a partir del valor de la solidaridad.

En Brasil, las experiencias relacionadas a estos dispositivos, se realizaron en el marco de la reforma integral del sistema de salud de ese país, que incluyó un fuerte proceso de reforma psiquiátrica, desde mediados de los 80´. En el marco de esa transformación, se implementan dispositivos tendientes a lo que denominan “rehabilitación psicosocial”, entre ellos, aquellos destinados a la integración social y laboral: programas de generación de rentas en salud mental, cooperativas, empresas sociales, capacitaciones, entreotros.

La otra experiencia internacional reconocida, es la de Andalucía, España. En este caso, las también se plantean en el contexto de transformación del sistema de atención en salud mental. En dicho marco, se crea la Fundación Andaluza para la integración social del enfermo mental en 1993, con el objetivo de generar y gestionar recursos para el apoyo social a pacientes usuarios de servicios públicos de salud mental. Entre estos programas, se encuentran los dispositivos laborales, de capacitación y empleo a través de empresassociales.

b) En nuestro país, los precursores en esta materia, son los dispositivos y programas generados en la provincia de Rio Negro, en el contexto del proceso de desmanicomialización llevado adelante desde los 80´. Enmarcados en lo que denominaron “dispositivos intermedios”, los programas de promoción laboral cumplieron con las funciones de producir bienes y servicios y a la vez, producirbienestar.

Se trata de emprendimientos laborales productivos, los cuales son gestionados por los servicios de salud mental, desde la modalidad de cooperativas de trabajo y empresas sociales. En el marco de estos emprendimientos, se promovieron valores como los del trabajo como derecho, la búsqueda de la inclusión social, el autosustento y la autonomía, el trabajo creativo yparticipativo.

Estos emprendimientos fueron (y algunos continúan siendo): cooperativa hotelera, viveros, chacra de producción agrícola, concesión de buffet en los hospitales, servicios de comidas para fiestas y de dietas para el personal del hospital, cooperativa de servicios de comida a domicilio, restaurante y alberga de alta montaña, cooperativa de elaboración de perfumes y velas, emprendimiento de cerámica y alfarería, fabricación y venta de pañales, entreotros.

La otra experiencia local, y a su vez la mas cercana en el tiempo y la que más se asemeja a nuestra propuesta, es la del “Café Basaglia”, en ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esta experiencia se inició en Marzo de2011.

Se trata de un emprendimiento que nace de manera autónoma, dentro de la comunidad y por fuera de la institución psiquiátrica. Es pensado como dispositivo de inserción laboral, y a su vez de socialización, en el marco del proceso terapéutico de quienes lo integran. Se desarrolla desde la órbita de la   “empresa   social”.   La   elección   del   café,   tiene   que   ver   con  las


características del emprendimiento, pensado como un lugar y un tiempo compartidos, de encuentros cotidianos, de circulación e intercambios, escenario muy arraigado a la cultura de laciudad.

El café Basaglia funcionó en un centro cultural en el Abasto, con quien establecieron un acuerdo de asociatividad para el funcionamiento compartido. Se trabajó desde un equipo interdisciplinario, realizando entrevistas de trabajo con los usuarios para su selección y posterior inclusión, capacitaciones, división de tareas y diseño participativo de las actividades que formaban parte de la dinámica cotidiana del café. Todo autogestionado, para lo cual generaron el dispositivo semanal grupal de asamblea.

3  Fundamentos

 

La Ley 26657 reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socioeconómicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social. Dicha ley establece que los tratamientos en casos de padecimiento psíquico, deben promover siempre la integración familiar, laboral ycomunitaria.

A su vez, el Plan Nacional de Salud Mental, a partir de la definición de problemas, fija en sus objetivos y líneas de acción, el fomento de dispositivos tendientes a la inclusión social de sujetos con padecimientos psíquicos, y también la elaboración de proyectos y programas tendientes a la desestigmatizacion de las problemáticas de saludmental.

Esto implica que las políticas públicas en salud mental deben ampliar el enfoque, las prácticas y dispositivos para afrontar los distintos niveles de prevención en saludmental.

Es también en el marco de la nueva Ley Nacional, y desde el modelo de la salud mental comunitaria, que todos los sectores deben confluir en el armado de redes integrales de atención de la salud mental con base comunitaria. En este marco, lo que se denomina, en términos de sistemas sanitarios, “segundo nivel”, debe ser incorporado a los hospitalesgenerales.

Son por lo tanto los servicios de salud mental hospitalarios los que, integrados a esa red de servicios de salud mental, los encargados de implementar practicas no solo asistenciales, sino también de promoción y prevención, así como dispositivos intermedios de reinserción social en lacomunidad.

Si entendemos que el arte de curar tiene dos vertientes, una de cuidado y protección, y otra de promoción, será este componente promocional el que garantice una real respuesta en materia de salud mental en dichos cuidados buscados en cadaintervención.

En términos generales, son tres los tipos de intervenciones en salud mental: las psicofarmacológicas, las psicoterapéuticas y las psicosociales. Entre  estas últimas, aquellas tendientes a la inclusión social tienen un fuerte componente comunitario y un enfoque de derechos. Los dispositivos terapéuticos socio laborales, como la empresa social en salud mental, se encuentran en estos grupos.

Eldesafíodeestemodelodesaludmentalcomunitaria,esirdesdelosefectores


de salud a la comunidad, de las prácticas asistenciales individuales, a los dispositivos comunitarios de inclusiónsocial.

En lo que respecta al Centro de Salud Mental Municipal y Centro de Día, el  desafío se encuentra en ampliar  el margen de las intervencionesterapéuticas.

La atención en crisis, en los casos de urgencias subjetivas, las intervenciones en la sala de internación de agudos, son solo una fragmento de un proyecto terapéutico más amplio desde una lógica de continuidad de cuidados. El Dispositivo de Centro de día, y los enlaces en red con otros sectores forman parte de esta apertura. No obstante ello, en algunos casos de mayor complejidad, en particular en ciertos padecimientos psíquicos graves, se agrega la dificultad para  la inserción social de dichossujetos.

En particular, los obstáculos para la inserción laboral de los sujetos con padecimiento psíquico suelen promover la baja autoestima, y a su vez, incrementa las dificultades para la recuperación y la inclusión socialplena.

El dispositivo terapéutico socio laboral propuesto: Café “Quereme así piantao”, intenta ser una herramienta acorde a estemodelo.

 

4  Objetivos

 

·         Se pretende promover y garantizar el ejercicio pleno de los derechos de los ciudadanos con padecimientos psíquicos, contribuyendo a la autonomía de losmismos.

 

·         Se busca generar un espacio terapéutico donde los participantes puedan desplegar capacidades y/o habilidades de acuerdo a sus potencialidades y que contribuyan a su inclusión en el mundolaboral.

 

·         Fomentar relaciones sociales y lazos institucionales con el fin de producir una trama y un modelo inclusivo que resulten novedosos respecto de las ofertas disponibles en nuestromedio.

 

·         Mejorar la calidad de vida de los sujetos con padecimiento psíquico y una progresiva disminución de sus requerimientos de dispositivos tradicionales, como psicofármacos y psicoterapiaindividual.

 

·         Promover la inclusión laboral de sujetos con padecimientopsíquico.

 

·         Favorecer la inclusión social de otros sujetos con padecimiento psíquico, además de los beneficiarios directos, al promover su circulación por el proyecto.

 

“Apostar a loscambios…”:

 

·         Promover cambios en los imaginarios sociales, mitos y prejuicios, respecto de la supuesta peligrosidad, cronicidad e incapacidad de los sujetos con padecimientos  psíquicos.  Tener   en  cuenta  para  ello,  que  parte  de    la


comunidad tiene certezas en cuanto a estos preconceptos, que en un principio intentará confirmarlas. Intentar conquistar actitud favorable de la comunidad, en base a la calidad del servicio, que rompa la lógica de la caridad.

 

En definitiva es un proyecto de doble transformación: de los propios sujetos que integran el proyecto, pero a su vez, se intenta transformar el entorno,   lacomunidad.

 

El mensaje del propio nombre, se articula en un doble sentido: “Quereme así…” (“no me trates de cambiar”), un mensaje que se dirige al entorno vincular, la familia, los afectos. Y una apelación implícita a la comunidad: “Quereme…” (“por más que estépiantao”)

 

5    Implementación

El Café “Quereme así piantao” es un dispositivo terapéutico socio laboral, que se desarrollará de manera asociada, con la participación de diferentesactores:

     El    Estado    Municipal,    el    Estado    Nacional    y    una    Organización    no gubernamental. A su vez, el sectorempresarial.

El Proyecto está pensado en dosetapas:

 

1-           Una etapa previa a la apertura del café, en la que se seleccionan los posibles integrantes, se realizan las entrevistas laborales de admisión, reuniones con el grupo seleccionado, toma de decisiones y capacitaciones/entrenamiento (curso de mozo, atención a público, manipulación dealimentos).

2-         Inicio de actividades – apertura delcafé.

En esta segunda etapa, se prevé la apertura del café, que funcionará de lunes a viernes de 9 a 13hs.

Estará a cargo del tutor, quien tendrá presencia permanente, desde la apertura hasta el cierre diario del local. A su vez, cada mañana se contará con la presencia de un integrante del equipo técnico interdisciplinario de manera rotativa. El mismo está compuesto por psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, musicoterapeuta, acompañantes terapéuticos, licenciada en teatro, entreotros.

En cada jornada, los integrantes se dividirán los diferentes roles: mozo, bachero, cocinero, limpieza, difusión, coordinación de actividades,etc.

Entre las actividades a desarrollarse en el café se encuentran: capacitación para el empleo, elaboración y venta de café, té y productos de pastelería, difusión de la propuesta y publicidad, actividades culturales, entreotras.

A su vez, existirán dos tipos de reuniones detrabajo:

Un dispositivo grupal de asamblea, integrada por todos los participantes (integrantes y equipo técnico) para trabajar temas relacionados con la dinámica del café y toma de decisiones alrespecto.

Reunión de equipo técnicosemanal.

Dejanos tu comentario