Presentan libro de Sebastián Armendano


vomito“El vómito de la conciencia”, libro de Sebastián Armendano, estudiante de abogacía que escribió esta obra durante su permanencia en la Unidad Penitenciaria 7, se presentará  el martes 18, a las 10, en el Centro de Investigación y Posgrado de la Facultad de Derecho, con el apoyo dicha institución y el programa Universidad en la Cárcel, de la Secretaría de Extensión de la UNICEN.

Dicho libro incluye un conjunto de poesías y cuentos cortos que describen, reflexionan e interpelan las relaciones sociales y las condiciones de vida atravesadas por la desigualdad y las violencias.

Con gran sentido social, Armendano apuesta a la escritura para traspasar los muros de las unidades penales, pero también los muros sociales en los que ha crecido. Dice en prólogo:

“Este pequeño libro tiene como fin el mostrar una visión muy particular de la sociedad, desde el prisma de un hombre que ha estado encarcelado por muchos años, (con un tinte algo poético que le quita agresividad y hasta cierto punto cometiendo un sincericidio); no solo deseo escribir sobre un determinado ”contexto de encierro” sino opinar sobre cuestiones sumamente delicadas como son: la EDUCACIÓN, RELIGIÓN, POLÍTICA, JUSTICIA. Y que finalmente los seres humanos, que viven más allá de un gran muro, tomen conciencia que las personas encarceladas vienen desde su mismo entorno, que no son productos “intergalácticos”; no importa su clase social, delitos, etc. Antes de ser privadas de su libertad han frecuentado sus mismos lugares, leído sus mismos diarios, aprendido con su misma educación, votado a sus mismos representantes, profesado su misma religión”.

Escribe Armendano en uno de sus poemas:

Busco escribir cosas lindas, 

cuesta hallar la inspiración. 

Son acciones desgraciadas, 

las que veo en mi Nación. 

O quizás son demasiadas, 

mis ganas a tu porción. 

Tampoco son puras quejas, 

agradezco el estar vivo. 

No son palabras complejas, 

las que tiro cuando escribo. 

Pero me hastían las rejas, 

del mundo en que sobrevivo.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dejanos tu comentario

Accesibilidad