Nueva aula de la UNICEN en la unidad penal de Sierra Chica


2015-04-06 11.42.54-2La Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, a través del Programa Universidad en la Cárcel de la Secretaría de Extensión, inauguró el pasado lunes la quinta aula universitaria destinada a personas privadas de su libertad que funcionará en la Unidad Penal N° 2 de Sierra Chica, sumándose a los existentes en las unidades penales N° 27 y N° 38 esa localidad, Olavarría y N° 7 y N° 52 de Azul.

En simultáneo a la inauguración se dio inicio al Ciclo lectivo 2015 de Programa de Educación en Contextos de Encierro de la Facultad de Ciencias Sociales que lleva más de una década apostando a que la educación universitaria pública y gratuita sea un derecho de todos. Precisamente la coordinadora, Analía Umpiérrez  fue la encargada de dar la bienvenida y ceder la palabra al director de la unidad, Diego Belinchón quien definió la inauguración como un paso fundamental en la relación con la UNICEN, dando paso luego a los propios internos quienes reflejaron su alegría y agradecimiento por esta posibilidad educativa que, como coincidieron todos, brinda herramientas para una futura reinserción en la sociedad.

El aula ya tiene nombre y surgió de la idea precisamente de uno de los internos quien, con la aprobación del conjunto, propuso que se llame Rodolfo Walsh, en homenaje al escritor y periodista, desaparecido en la última dictadura militar. La decisión fue reafirmada con un mensaje claro en el que se habló sobre “el orgullo que significa ser parte de los cambios que hay en la educación después de la experiencia neoliberal”.

En el acto estuvo presente el Secretario de Extensión de la UNICEN, Daniel Herrero, quien definió al aula como “un espacio de referencia con el cual no estamos haciendo un favor sino cumpliendo una obligación”, destacando en tal sentido el papel pionero de la Facultad de Ciencias Sociales. En representación de ésta también estuvieron el decano Rafael Curtoni y la vicedecana Gabriela Gamberni, junto a un grupo de docentes y estudiantes, entre ellos la presidenta del Centro, Rocío Pereyra quien anunció que están digitalizados todos los textos de la carrera de Comunicación Social para acceder más fácilmente, valiendo consignar al respecto que la Facultad de Ciencias Exactas suministró computadoras recicladas junto al mobiliario provisto por el Rectorado.

Finalmente y antes de compartir un ágape con los internos, Analía Umpierrez  destacó que la inauguración del ciclo lectivo era tan importante como el aula nueva siendo  imprescindible la existencia de espacios organizados para proseguir con esta cruzada educativa en las unidades penales.

Si bien aquí los alumnos se inscriben bajo la modalidad de “libre”, docentes y estudiantes avanzados de las unidades académicas concurren en forma regular o periódica a dictar clases o realizar tutorías para promover y facilitar el aprendizaje de los contenidos de cada asignatura. En ese sentido, las aulas, con sus bibliotecas y equipos informáticos, constituyen un espacio de libertad para los detenidos en el momento en que dejan de ser presos para ser estudiantes. A esto hay que sumar las múltiples actividades de extensión que se realizan en los penales pretenden generar ámbitos de promoción de la cultura, formación laboral, vida saludable, así como jornadas recreativas y de intercambio con actores de la comunidad.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dejanos tu comentario

Accesibilidad