Entrevista a Melchie Delerme (Haití)

13995518_647159922109446_6425494771979430410_oUniversidad y Familia: de donde viene tu familia? Cuál es tu descendencia?

La verdad, mi familia es una mezcla…Hace dos semanas estuve en Haití y fui a buscar los papeles de mi abuela para ver: el papá de mi abuela es cubano, la mamá de mi abuela materna es francesa, es una mezcla…A veces me pregunto de dónde vengo… mi abuela materna es bien francesa… de cuando llegaron los primeros inmigrantes franceses a Haití, porque antes fue “la perla del Caribe”, y sigue siendo lindo. Se conocieron mis bisabuelos, nació mi abuela y después volvió a Cuba el bisabuelo, después de 15 años y después de la abuela nacieron muchos más… Y mamá es todo un poco… es mulata, y de parte de mi papá somos todos descendientes africanos.

UyF. Todos estaban en Haití?

Todos estaban en Haití… como cuando vinieron los primeros inmigrantes, éramos una Colonia francesa.

UyF. Sabés cómo se conocieron tus papas?

Bueno, yo soy la mayor, somos tres hermanas, soy la más grande. Mis padres se conocieron en el pueblo, eran algo así como novios de la escuela… después con el tiempo empezaron a salir y nací yo. No se casaron… se separaron, prk no funcionó la relación. Mi mamá se volvió a juntar se caso pero lamentablemente falleció el marido que es el papá de mis otras dos hermanas y después ella se quedo viuda y nunca más hizo pareja.

UyF.Hasta que edad viviste en Haití?

Viví hasta los 19 años, cuando me vine para acá..

UyF.Como es Haití? Que recuerdos tenés?

Tengo montones… y viajo cada vez que puedo.

UyF.Que idiomas se hablan?

El francés y el creole: es un idioma oficial también,  es una mezcla de francés y la parte de áfrica occidental, entonces el creole lo hablamos mucho y después manejamos un poco el inglés. Y yo como haitiana tuve una infancia donde ha pasado de todo, desde los huracanes, los problemas socio políticos, son muchas cosas… Por más que somos un pueblo muy sufrido nunca perdemos la sonrisa ni las ganas de vivir, de seguir adelante, pero es un pueblo muy sufrido, después de todo lo que pasó..

UyF.Que te acordás de tu infancia? Cosas de cultura, olores?

Cuando yo era chiquita, las cosas eran diferentes de cómo son las cosas ahora… yo conocí una tv cuando tenía 11 años.

UyF.Y qué edad tenés ahora?

29. era en blanco y negro y era un lujo. Después a los 13 mi tío me regaló una bicicleta…Y mi hijo me pregunta si cuando era chica no tenía una computadora en mi casa, y yo le digo que mi infancia fue muy diferente a la suya… y son cosas que hoy no me afectan porque sé de dónde vengo.

Uno sabe que puede estar bien igual ´porque lo bueno viene por otro lado.

UyF.Y cómo es la cultura de Haití? Cómo se vive e Haití?

Nuestra cultura es muy amplia… somos muy divertidos, se dice que donde escucha un haitiano un jolgorio, empieza a moverse. Somos descendientes de áfrica, por eso donde se escucha un tambor, mucha música, uno empieza a moverse, nos gusta mucho la comida y el compartir, es muy lindo, eso se extraña: ir a la playa con el equipo de música, se escucha música todo el tiempo. Se limpia con la música.

UyF.Qué música?

Variedad. Alguno es folklor,  otras más modernas…

UyF.En la calle se escucha música?

Es normal, que encuentres una banda por ahí, sentada en la calle tocando, la gente se engancha… Los carnavales: cuando era chiquita a mi mamá la mandaron a hacer un mandado y justo pasaba la banda del carnaval… y la llevó como cincuenta cuadras, encima estaba la televisión nacional que estaba transmitiendo y salió ella en primera plana, y justo estaba mirando mi abuela…Volvió a las once de la noche! (risas)

UyF.Y el tema de la comida? Hay mucha diferencia?

Todos los países caribeños comemos parecido: mucho arroz con habichuelas, pollo frito, y eso no lo extraño tanto acá porque cocino igual, y cuando viajo traigo condimentos de allá.

UyF.Que usan allá que acá no hay?

Por ej. caldos diferentes, como cubitos con hongos de pino, y comemos muy picante allá…

UyF.Y el tema de la educación y la escuela?

Por suerte mamá es profesora de lenguas, que hace poco se jubiló y más allá de todo tuvimos una buena educación. En Haití es muy normal de ver que por más que los papás no tengan que comer, los chicos van siempre a la escuela. Es algo que admiro mucho en ellos, quizás no comprar zapatos para ellos pero los niños nunca faltan… y creo que la educación también viene de la familia, los papas enseñan también. Porque mi mamá me enseñaba muchos valores como ser humano.

Los maestros tienen muchos chicos y no pueden sentar uno por uno para decirles que tienen que hacer. Los papás también somos maestros, y hay cosas que se enseñan en la casa.

UyF.Cuándo decidís venirte?

Nunca lo decidí en realidad… porque además es un país lejísimo… Es una historia muy larga: el papá de mi hijo estuvo trabajando allá un tiempo, porque es de los Cascos Azules. Estuvimos un tiempo de novios, terminó el contrato y ya no quería dejarme. Los argentinos son así, están enamorados…Y decidí venirme a vivir con él… porque yo era bastante madura para esa época, los papás te pueden aconsejar pero no limitar.

UyF.En qué lugares te viniste a vivir acá?

Siempre a Tandil… mi historia empezó acá en Tandil… acá en Tandil pude crecer, tener un hijo, madurar, ser una mujer, siempre digo que tengo un novio y un amante: Haití y Tandil (risas)

UyF.Vas a Haití?

Sí, siempre que puedo… a visitar a la familia

UyF.Pensás en volver?

Siempre imagino que cuando tenga 65 años me voy a volver a vivir allá… pero mi hijo nunca dijo nada de ir a vivir a Haití, a él le gusta ir allá de vacaciones… pero hasta ahora nunca ha dicho eso…

UyF.Que te preocupa de Haití?

Hoy en día la tecnología me ayuda mucho, todos los días hablo con mi mamá, pero siempre a uno le preocupa qué va a pasar…Es tan lindo, tiene tantas cosas… pero los políticos son todos corruptos… hay tantos chicos que no van a la escuela y duermen en la calle, cuando veo eso en Haití se me caen las lágrimas. Hay muchos chicos solitos… después de los terremotos, hay muchos orfanatos allá…

UYF. Y tu mamá no quiere venir para acá?

No está convencida… la tengo que ir a buscar, porque no quiere viajar sola… Para ella un año es mucho, seis meses también, así que se queda tres meses… así que la traigo, para que conozca, para cambiar de aire…

UyF. Y cómo te fue con las amistades? Con rearmar tu vida?

La verdad al principio me costó mucho por el tema del idioma, no hablaba nada de español, me costó mucho cuando vas a comprar algo y el otro no entiende y uno no sabe expresarse y se te ríen en la cara… No me podía comunicar en inglés, en francés, acá solo saben castellano, fue muy difícil, entonces buscaba en el diccionario e intentaba armar frases… Cuando veía en la tv algo que no entendía, lo buscaba… después empecé a ir a la escuela…

UyF. A qué escuela?

A la de adultos e hice tres años, porque quería empezar de cero, como no hablaba nada… Me incorporé re bien, los docentes me ayudaron un montón… y al año ya hablaba bien, bueno, más o menos…(risas)  aunque algunos compañeros de trabajo me dice ‘cuando voy a hablar castellano como la gente…’(risas). Y en cuanto a lo social bueno, cuando voy a algún lado llamo la atención, acá no se ve mucha gente de color…

UyF. Claro, en Capital Federal, por ejemplo, es más común…

Claro, me daba mucha vergüenza salir, la gente me miraba y decía cosas… Y cuando tuve a Melchor, cambió todo, porque dije: “tengo un hijo acá, la verdad, tengo que aprender y salir adelante para defenderme yo y a mi hijo, así que no me voy a sentir inferior a nadie, las personas que me conocen saben quién soy, me abrieron la puerta de su casa y su corazón”.

UyF. Y te ha pasado que te hayan prejuzgado por prostitución, como le pasa a muchas mujeres de piel oscura acá?

También, claro! muchas de esas cosas que hablan, acusan de ser una negra, una ignorante o una prostituta… Me ha pasado que en la calle pasan y me gritan cosas… pero siempre va a haber ignorantes en todos lados, a mi no me importa nada de lo que hagan o lo que digan…

UyF. Y tu hijo?

Le va muy bien, habla castellano, pero le hablo mucho francés también…

UyF. Y con el tema de la comida hay mucha diferencia?

No, me encanta la comida de acá… pero acá se come diferente en cuestión de horarios… allá el desayuno son huevos duros, revueltos, un buen desayuno te mantiene todo el día, y al mediodía se come normal, y la cena es tipo cinco o siete… no hay tanta variedad de tortas y eso…

UyF. Y el clima?

Allá es tropical, calor todo el año… Acá vivo congestionada, con sinusitis… pero igual, ya me acostumbre y me gusta estar aca,  me siento comoda. … a mi mamá va a haber que traerla en algún momento que no haga tanto frio…

UyF.Y como te ha ido con el trabajo?

Muy bien… la verdad no me puedo quejar, hace cinco años y medio que trabajo en un hotel, y somos como una familia, súper bien con toda la gente… no me puedo quejar…

UyF. Y ser extranjero te ha ayudado allá o no? 

Sí, todos me preguntan cómo llegué acá, conoces mucha gente… eso es muy importante también… Y hay que saber manejarlos, no es fácil…

UyF. ¿Te has encontrado con otra gente de Haití acá?

No, somos mi hermana y yo… ella se vino hace dos años, y está trabajando y estudiando trabajo social… La traje yo para ayudarla, para que pueda estudiar acá… en Haití hay universidad, pero cuesta mucha plata… así que después ella puede volverse si quiere, pero por lo menos puede estudiar acá…

UyF: Cuánta responsabilidad y coraje… Así que tu mamá tiene tres motivos para venir… Y te gusta Tandil?

Si!-No he pensado nunca en irme de aquí por ahora… yo creo que estoy bien acá, tengo mi trabajo, me relaciono bien con el mundo, así que aun no lo he pensado… y  agradezco mucho a esta ciudad que me dio la oportunidad para estudiar, crecer. Gracias!  GRACIAS ARGENTINA! GRACIAS TANDIL!

Gracias a ti también Cecilia por la entrevista , Muchas gracias! 

Dejanos tu comentario