El coro más grande del mundo


_MG_4887“Mi padre estaría muy feliz viendo a tantos niños cantar sus canciones…”. El mensaje hecho llegar por Dante Spinetta, sintetiza el grado de emoción alcanzado el miércoles pasado en el tributo a Luis Alberto con “el coro más grande del mundo”, una frase lanzada por el conductor del encuentro que, aunque parezca grandilocuente, se ajusta a esta experiencia inédita. Es que 5000 chicos (2500 a la mañana, 2500 a la tarde) cantando canciones de Spinetta no es algo que se vea con frecuencia. Más que un homenaje, una verdadera celebración de la música con un destinatario que quizá nunca lo hubiera imaginado y que más de un artista en vida envidiaría.

Durante todo el año los niños trabajaron conociendo al autor y preparando las canciones que además estaban definidas con arreglos corales, con un marco verdaderamente profesional ya que contó con una dirección artística a cargo de Julia Lavatelli, la dirección musical de Arturo De Felicce y la organización y producción general de Anabela Tvihaug, aportes que no hubiesen alcanzado el nivel y la belleza que tuvieron sin el compromiso de las escuelas de la ciudad que fueron las responsables de ese proceso educativo donde los docentes y directivos junto a Inspectores de Primaria y Artística pensaron y diseñaron estrategias didácticas. Asimismo fueron acompañados por Asistencias Técnicas que coordinaron directores de coros, estudiantes de música y músicos de la ciudad.

Toda esta articulación fue la respuesta masiva a la iniciativa del Programa Universo en las Artes y las Letras, de la Secretaría de Extensión de la UNICEN que, con la convocante figura de un artista de sello popular indiscutido como Spinetta, logró la más resonante edición tras una década ininterrumpida de revalorización a artistas y autores nacionales.

“Voces para llegar al Sol” era uno de los corolarios de toda la actividad anual y el desborde participativo fue tal que se pensó su realización en el Anfiteatro Municipal.  Las inclemencias del tiempo obligaron a trasladar el encuentro al gimnasio del Club Independiente hasta donde las escuelas se trasladaron en colectivos de línea, caminando, en micros contratados y sumándose niños por fuera del marco institucional y muchos familiares.

Cuando sonó Que Ves el Cielo, que el Flaco inmortalizó con Invisible, ya se pudo apreciar algo más que el empeño en memorizar la letra: la calidez y la alegría en interpretarla. Luego siguieron Tema de Pototo (la del amigo que no está, pero está), Seguir Viviendo sin Tu Amor (la más pegadiza sin duda) y Será que la Canción Llegó Hasta el Sol, esa especie de canción de cuna que le puso la cuota más sensible a estas Voces, conmovedoras para los spinetteanos pero en definitiva con disfrute pleno para los chicos, verdaderos protagonistas.

Mucho contribuyó a ello la conducción de uno de los arregladores corales, Federico Neimark que le puso toda la onda al encuentro además de recursos didácticos que, por elementales, no dejaron de ser muy oportunos en la dirección de tamaña masa coral.  Incluso terminó siendo muy festejado, acorde al tono del poema final, el arreglo beatle con el estribillo de Hey Jude para que todos lo repitieran una y otra vez.

Los músicos en el escenario agregaron, casi a pedido, Ana no Duerme y Rutas Argentinas para que reviviera el espíritu de Almendra, una de las bandas más emblemáticas del rock argentino y la primera que integró Spinetta.

La experiencia será sin duda tan imborrable como las mismas canciones y quien escuche decir que, en la tierra del pogo más grande del mundo, se escuchó al coro más grande del mundo, sepa que no le están mintiendo.

Agradecimientos

La Secretaría de Extensión de la UNICEN impulsora del Programa Universo en las Artes y las Letras, con la dirección de Daniel Herrero, agradece a todos los que acompañaron este proyecto:

Jefatura Distrital de Educación por confiar en la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires para articular, programar y diseñar en conjunto proyectos de esta índole. A los directivos, maestros, maestras y profesores de artística que llevan adelante el proyecto en las instituciones.

Al Municipio de Tandil, por la Declaración de Interés Municipal y  por el acompañamiento a través de la Subsecretaría de Cultura y Educación a cargo de Natalia Correa y la total predisposición para con el proyecto de la Dirección de Cultura a cargo de Irina Taraborelli (también Directora de Coro y otro de los pilares de este proyecto), Escuela de Música Popular y Pinturas Urbanas.

A la Asociación de Directores de Coros de la República Argentina por la articulación establecida y el contacto directo con los arregladores corales: Miguel Pesce, Federico Neimark y Arturo De Felicce.

Al Conservatorio Isaías Orbe por ponerse al hombro este proyecto no sólo dentro de la Institución, sino también compartiendo con docentes y alumnos asistencias técnicas en las escuelas de la ciudad.

Al Ministerio de Cultura de la Nación que consideró este proyecto como uno de los integrantes de una experiencia piloto para la futura Ley de Mecenazgo y a través de esa instancia se consiguió el importante auspicio del Banco Industrial al cual también se agradece.

Al Concejo Deliberante que lo declaró de Interés Cultural y Educativo.

Al Club Independiente que sin dudarlo prestó sus instalaciones para la realización de este encuentro coral.

A la Cámara de Transporte por su predisposición para coordinar los distintos micros que realizaron viajes a las escuelas.

Al Centro Cultural La Vía por su colaboración ante pedidos de último momento.

A los músicos que voluntariamente participaron de asistencias técnicas en escuelas urbanas y rurales durante el año.

A los artistas que integraron el grupo musical del encuentro realizando un trabajo de gran calidad.

Al equipo de voluntarios que acompañó en la logística.

A Estanislao Maggiori y a Mariano Capelluti y equipos.

Al Gremio No docente de la UNICEN.

A los medios por su excelente cobertura.

A cada una de las familias de los niños-intérpretes que guían su educación y creyeron en esta propuesta.

A cada una de las instituciones que silenciosamente también aportaron al proyecto.

Al equipo de trabajadores de la Secretaría de Extensión, de la Facultad de Arte, miembros del área de Medios de la UNICEN y de la coordinación de Cultura. Al apoyo de la Secretaría de Relaciones Institucionales, la Secretaría Académica y la Secretaría General, así como de la Escuela Nacional Ernesto Sábato.

Un agradecimiento especial merecen los responsables de área técnica involucrando en ella a quienes trabajaron en el sonido y en la grabación para el futuro documental. En este sentido resultó muy significativa la transmisión en vivo a cargo de la Productora de Medios Audiovisuales de la UNICEN (coordinada por María Salceda) que a través de www.abratv.com.ar, con equipo de lujo, llevaron las imágenes a muchos lugares incluso a escuelas del ámbito rural que por la lluvia no pudieron trasladarse a Tandil. ABRATV es la señal televisiva de la Universidad, abierta a toda la comunidad.

La organización de este encuentro multitudinario involucró a cientos de personas, a todos ellos. Gracias

“Voces para llegar al Sol” Coral de niños sobre canciones de Luis Alberto Spinetta.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dejanos tu comentario

Accesibilidad