Lo que dejó el 2do. Foro de Economía Social

A pocos días de la realización del Segundo Foro Hacia otra Economía compartimos algunas reflexiones y debates del campo popular en torno a la generación y distribución de la riqueza social, el trabajo, la autogestión, el Estado y las organizaciones sociales.

Por Ricardo Esquivel (El Culebrón Timbal) para La Posta Regional

(LPR, Mendoza).- Cuando se repasan números y estadísticas, se descubre que el 10% del PBI es generado por actividades denominadas de Economía Social o de Otra Economía, por eso, no es casual que el 2do Foro Hacia Otra Economía (que coincidió con el 5to Foro Mendocino de Economía Social) contase con alrededor de 4 mil asistentes.

Fueron 15 los talleres en los que se pudo debatir e intercambiar sobre la construcción que requiere la “otra economía”, 6 paneles de debate y una radio abierta, porque también se necesita “otra comunicación”. Una feria multicultural con más de 500 stands y 50 artistas populares. En resumen, miles de trabajadores y trabajadoras movilizados por la otra economía.

La iniciativa de este Foro superó largamente las expectativas de las experiencias y organizaciones convocantes y convocadas. Por varias cosas: por el entusiasmo generado, por la validez del espacio de debate e intercambio, por lo democrático y por la riqueza de las experiencias y la construcción de ideas. Es una prueba de que la Economía Social no es un elemento accesorio o secundario para la construcción de una sociedad solidaria, democrática y equitativa: es una condición indispensable, junto con una Democracia Participativa en el territorio y un modelo de desarrollo que cuide a nuestros bienes comunes y naturales desde una idea de soberanía nacional, latinoamericana y comunitaria. Por eso este Foro de Economía Social plantea desafíos muy concretos: el primero es el intercambio, la articulación, la construcción de conocimientos y el crecimiento de la organización entre las experiencias y sus comunidades. Y, el segundo, es ser capaz de ayudar a promover una consciencia social y un grado de movilización comunitaria que permita enfrentar y dar el debate con los actores políticos y económicos que sostienen, en la vereda de enfrente, al modelo del capitalismo depredador que mata y enferma todos los días.

Hemos disfrutado entonces de este importante encuentro, debemos trascender colectivamente las miradas sectoriales o fragmentadas, superar el mero academicismo y arribar a consensos políticos que nos ayuden a convocar al conjunto de la sociedad y los sectores populares para luchar en todo el país por una Ley Nacional de Economía Social que ayude a financiar, sostener y multiplicar este proceso popular en el que millones de argentinos y argentinas ya están comprometidos en nuestros barrios, como el único camino posible en serio para una Argentina para todos y todas.

[nggallery id=4]

Dejanos tu comentario